Archivo y Publicaciones de Ácrata, Patagonia

Feria del Libro 2012, en Tierra del Fuego

Gracias a la invitación de Elsa Barría y Carlos Vega Delgado, de Editorial Atelí de Punta Arenas, pudimos participar de la VI Feria del Libro fueguino, 2012, el pasado fin de semana, realizada en dependencias del gimnasio Mario Zavattaro, en la ciudad de Porvenir, la cual contó con una alta convocatoria de jóvenes porvenireños. Nuestros anfitriones nos colmaron de atenciones y pudimos palpar de cerca la legendaria hospitalidad fueguina. Sinceros agradecimientos a todas y todos, especialmente a Tamara Torres Mimica, directora del Museo Provincial de Porvenir.

Feria del Libro en Tierra del Fuego

Feria del Libro en Tierra del Fuego

Porvenir

típicos pinitos

Feria del Libro en Tierra del Fuego

rincones fueguinos

Feria del Libro en Tierra del Fuego

vestigios de otras épocas

Feria del Libro en Tierra del Fuego

aspectos de la exposición de libros

Feria del Libro en Tierra del Fuego

stand de Editorial Atelí

Feria del Libro en Tierra del Fuego

carpintería y patrimonio

Feria del Libro en Tierra del Fuego

casa de martita, voz tradicional de la musica fueguina

Feria del Libro en Tierra del Fuego

El primer cine de Tierra del Fuego, en la ciudad de Porvenir, construcción que data de 1910.

Feria del Libro en Tierra del Fuego

Monumento a Pedro Aguirre Cerda.

Tierra del Fuego

bahía chilota

Poemas de Rodrigo Mimiza

Rodrigo, durante la XIV Feria del Libro "Dinko Pavlov Miranda", Punta Arenas, 2010

Rodrigo, durante la XIV Feria del Libro "Dinko Pavlov Miranda", Punta Arenas, 2010

Rodrigo, en primera persona:

“(…) no hay mucho que decir de mí, excepto que soy el tipo predilecto para un rechazo editorial. Nací en 1986; he incursionado en novela negra pero por el momento no tengo interés en apegarme a la rutina del oficio. La paso mejor escribiendo poemas. He participado en concursos de relatos, sin éxito. El último cuento que escribí fue en verano de 2009 (…).”

“(…) y por si acaso, el poema del Manhattan
está dedicado al salón de pool, no a Nueva York. (…).”

“Los paños verdes del Manhattan”

El gallo de las películas porno
las graba y graba duro.
En esa pieza su cenicero pasa lleno.
Frente al computador
trabaja y trabaja duro
Tiene a su lado un tanque de oxígeno
para el asma de su hijo
Apenas llegue se desparramará sobre
el paño verde de la mesa.

La máquina de Nescafé se atasca
Un cabro de rojo mira la registradora
abierta y vacía.

Todas las revistas hablan de belleza
y de “sexo con otro hombre”

Oh, mami
Ese gallo de las películas porno
se quema en el infierno con una vieja
Hace tres años hacía aseo en un colegio
Hoy ella le encaja un crío.
Le cobra pensiones.
El ADN no existe
Es para esclarecer crímenes
Pagar por acostarse con alguien después
de pasarse la vida trapeando pisos
no es ningún crimen

A Romeo le han puesto el culo en órbita esta noche
Los diarios se manchan más de salsa de
espinillas
que de mierda
Sirven para algo.

Hombre, te han robado las botas
Romeo se pasea por la Zona Franca con
tus botas puestas,
una hebilla en el cinto y medio litro de Holsten
en la mano

Al amigo Juan
El ying-yang le patea el alma cuando
tiene que ponerse a vender pan para poder comer

Hace carambola
Y la blanca la echa directo al buche

La justicia es una apuesta
con pornógrafos frente al martillo
mirando la gran cacha de sus vidas
Suena a carambola,
a vida sin full de ases
Los apostadores buscan la justicia en las nubes

El piso trece es el piso trece
y arcadas a contraluz
Apenas entren los Testigos de Jehová a hablar
de suicidio
El amigo Juan se dará cuenta de por qué aún no
se saca la corbata

Estar jodido en los paños verdes
suena a estar sentado muy lejos del suelo
pensando en lo que nos hizo hombres

Si un poema es un rock and roll
entonces que sigan dándole a esta mierda hoy.
Hey.
Fumar es un peligro ahora que la taza del baño
nos da náuseas

Aquí aprendemos algo, aquí no aprendemos nada

La vida no se puede tratar sólo de ganar experiencia
Tantas cagadas, algo para contarle
a los hijos
Y por mientras las mujeres nos tienen nerviosos
a todos…
Sí, nos tienen nerviosos a todos

“Maldiciones de Cuero”

Si esa maldita supiera al menos
lo bien que me ha hecho
Como un termómetro forrado de bilis cae en este piso
asustando las moscas
y luego se va
Dejando bolsillos llenos por dos días
y mi casa vacía

Baja del auto
Y le digo cosas tan lindas que los
espejos se ven chorreados de vaselina.
Esta noche le costará dormir
Comienza a odiarme,
a transformar su amistad en paranoia
y sesos en una tostada

El agravio está legalizado

Hago drogas, las regalo,
me tiro putas, las sustancias pegan al piso
mi alma
Cada larva ha sido una mujer perdida
Cada mancha, un avión esperándome

Los gusanos se hacen flores después de la lluvia
cuando Marianna viste de gris

Podrías entender
la triple identidad de una cosa juzgada
Que no es cosa hasta que trato de repetirla
Y hacerla pasar subrepticiamente
como alguna otra cosa
entre dos manos que no son mías
y sólo una es tuya

Provocando sudor en pleno invierno
Indecente dentro de una gabardina que jamás
ensucié

Desnudo en tus ojos
Pidiendo más

Haciendo esfuerzos por agonizar

Desnuda en mi cabeza
Desnuda en mi cama
Dentro de mi caja de whisky

Llena de maldiciones de cuero
Como tú

“Grafitis en Grozny”

Look Baby, my watch is new
I know, I know
Can’t dance alone
I smell so much
This is love
Send a kiss for your lips
It’s 10 at Grozny
Don’t be bad with me
Oh
What
Why you call me at work?
Ok. It’s my problem
Sorry. I can’t say the same
Thank you
I know, I know

El 5 de julio terminó en luz roja
Un curado lo paró para pedirle 100 pesos
en la esquina de Nogueira con Balmaceda
Él se había estacionado para que los tiras
pasaran de largo. Pero lo pescaron con su hija.
Denuncia de la madre. Secuestro.
Se la quiere llevar lejos. Era delito. Pero mejor malentendido.
Ni te acerques. La niña no quiere verte.
De vuelta a la Galería APK
Me debes cien, mono
Ya voy, Juan
Echa la puerta abajo; no, no cacho al compadre
Hija, esta mina me llamó de nuevo
No sé qué quiere ahora. Está igual que tu madre.
Dice que se iría conmigo a cualquier lado.
A veces la abrazo tan fuerte que se me pone
dura. Pero no pasa nada
La loca está rallada.
Yo pienso en ti a cada rato

Bueno está el juego y después juegas Monopoly
Metes reversa y juegas en Dios
Sacarme todo lo que tengo si nunca fue para tanto
Dile a tu madre que a ti te quiero y que nunca
fue obligación hacerme el leso con ella

Yo sé qué quiero. No las que pasan por acá,
subiendo y bajando como bichos estomacales.
Ya conté 35. Qué podría pedir.
Ni la perfecta ni su tercera parte
Tal vez por eso no consiga nada.
Mejor así.
Sin patadas al culo boca a boca
Ni adicción para justificarme la vida

El Juan me dice que un gallo se metió al baño
hace dos horas y todavía no sale
No creo que vaya a demorarse un año y tres meses

Ojalá vengas, hija.
Este gil del Juan me dice que vaya a ver
qué pasó en el baño
Vengo enseguida.
Acuérdate que la luz del edificio la manejo yo.
Si hay luz abajo, es porque acá estoy.

Qué podría darte yo.
No más de lo que se le ofrece a una mina, dirás.
Yo te tuve así, y mira.
Nos hubiésemos subido en el ascensor hasta
el último piso
para ver cómo se caen todos
y se hacen bolsa bien abajo
Dame al pan. Dame a los pulmones
A veces subo al cerro a mirarte, cuando
cuelgas la ropa

Tú entiendes lo que me pasa con esa mina
Ni pienses en ponerte celosa
Se trata de parecer normal,
que la guacha te llame de vez en cuando y que todos
piensen que te la estás tirando.
Como dice este huevón,
“Siempre salta la liebre”
Piensa en eso. Date cuenta.
Te pones loco llegando a tu casa solo
todos los días sin querer llegar
Que te hagan tests y te den pastillas por el sobaco
da lo mismo, no es parte de la cuestión.
Créeme

Es ir tan rápido jugando en Dios
que cuando te paras da lo mismo quién te tire para
atrás
Son los mismos que iban detrás, en un container para angelitos
recauchados
rayándote la cancha por donde ya no pasas.
Quieres estar tan lejos, partir de nuevo.
En el carajo del alma, en quererse mejor,
en tanta autocompasión que te hace tan gigante
como para rayarle la cara a cualquiera de nuevo.
Ahí, si la rabia no es bestia y no tienes dónde meterla,
Será rabia que una mujer aceptaría feliz
para morir quemada una y otra vez.
Por llegar muy tarde, o no haber pensado mejor.
Jugando en Dios te vas amarrando y le metes, le metes

Por eso querías que te fueras conmigo.
Yo quiero enseñarte
para que nadie te meta en dedo en la boca.
Menos estos tarados.
Sabes qué más, Juan, cierra tú. Si este gil se mató
en el baño,
llámate a los pacos. Me voy. Me están esperando afuera.
Para que aprendas, hija.
Para que no tengas que depender de nadie
Para que puedas desaparecerte si quieres
Para que de vez en cuando nos veamos.
Todas son tus dobles.
No te darías ni cuenta.
Les pateas el culo.

“De vuelta a Jerusalén”

Me pegan un tunazo y me van sacando
por el pasillo del Hospital directo al
post operatorio
Con bolsita gratis para el pelo
y un compadre del aseo delante,
haciéndome procesión
Comi, gracias por venir
En el polígono hacíamos como que le tirábamos
a su cara
después todo se fue a la cresta.
Salí cagando del Cuartel, ya ve,
así de rápido,
Como mis clientes que toman agua
del mismo vaso del que toman los lameculos
rehabilitados.
Quién podría ver la diferencia
No se sería tira, ni siquiera un pato malo

Comi, a las 5,20 partí detrás de Gallardo.
Se metió a una automotora por el Barrio Prat
A la cresta, yo sé qué pasó
Cíber Crimen  no se quemó por un cortocircuito,
fue una peruana que no sabía apagar los puchos.
Estuve ahí, sé cómo funciona la cosa
Te ascienden y todo el escuadrón parece un escuadrón
de putas
Toda la puta ciudad parece un club de putas.
Y ahora una guacha me dice que con baba de
caracol se borran las cicatrices
Haberlo dicho antes; tres meses en Punta Arenas
y la oficina pelada
Nadie tiene problemas
mejor contratas a un abogado
Acá vienen cuando hacerse leso es demasiado evidente
como para que un abogado pase como un tarado
en “La Prensa Austral”
Y un día llega una loca con una denuncia de
presunta desgracia
cheques protestados en 1996
Y muerte presunta para el que crea que va
a ganar algo con eso.
Dos meses en Argentina,
fumando paruchos hasta cagarme.
Igual que hoy. Un par de centímetros más abajo
y directo a un cajoncito sin fiscalizadores
diciéndome “Chao, gordis”

Fue Cortés el que empezó el leseo, metiendo
papelitos en el Chez Moi
Les prestó el Vademécum Clínico a los chicos
para interesarlos por más.
Después la peruana metió a Gallardo y yo
llegué ahí buscando cheques protestados.
Salí timbrado
Pagué con Red Compra
Mi pellejo no tenía fondo
Pozo tampoco
Demoró mucho en la piecita de arriba,
y después subió Gallardo
¿Y ahora qué?
Le ofreceré combos el otro mes
Me investigaré por amenazas,
Seré muy malo en la puta ciudad
Dirigiré la investigación
Me querellaré en mi contra por ser tan malo

A la mierda. Lo siento por la Peruana
Tenía ojos de otra cosa.
Tenía demasiada plata dada vuelta en la cara.
Vino a verme y le dije,
Cresta, cuando te metes hasta las patas ni piensas
en echarte para atrás
Seguramente no hubieses podido tampoco
No se tiene opción
Eso viene después,
cuando a nadie le importaría si lo hiciste tentado
o por obligación
Tenía razón ella
Siempre la tienen las víctimas
Pero una mamografía no es prueba
admisible en ningún Tribunal

Y estos putos van a simplificado
La tele te dice que los sistemas judiciales no te
dicen la verdad
No se trata de descubrirla, sino de aprovechar lo que más te
convenga,
Ajustarlo a la ley como puedas,
Y listo,
jurisprudencia

¿Se acuerda de Osorio?
A los 30 se sacaba solo la lengua
A los 40 parecía una niñita que había que sacar
a pasear.
Tomó mucho
Se rayó
Dio juego
Se afeitó
Se puso malo
Lamió uno o dos en Extranjería
y se hizo Comi
Ah, era usted.
Nadie te prepara para quedarte con nada
Parece más difícil tenerlo todo por partes
sin darte cuenta
y perderlo igual
Lo primero te hace pasar por víctima
Lo segundo te justifica

Tengo dos trajes, corbatas a lo Dirty Harry
Los dedos apuntan hacia abajo
y hablo de dignidad y mujeres
haciéndome cuernos en los bolsillos.
Me gusta.
Pensaba que todo hombre es dignidad cuando
está solo
Y creo que tengo razón
Quién te saca los paruchos de la boca y los
apaga en su mano
Prefiero hablar de mujeres
Sobre todo si han sido muy malas o inocentes.
Patean fuerte igual
Los dedos apuntan para abajo
apuntando a los patos malos
que joden por lo que les falta de corazón y balas.
Nos juntamos en la esquina
a ponernos los cuernos
unos con otros.

Mire a estos tipos de la sala de espera, Comi
Soy un crack
Mire cómo me miran
Les gusta el boliche, les gusta
Todo es política
Ir a la guerra
Poner la bandera
Hacerse el tonto
Está probado que quien pasa la otra mejilla
se queda mirando las puestas de sol
con nada más que una risa en la cara

Ahora soy un crack
Todas las minas me traen jugo y me preguntan si
quiero mear.
A las nueve esto se hace algo sin mucha importancia.
Ojos mirando el menú
Dedos tocando el menú
Sin mover las manos
Sin llevar nada para la casa.
Pero soy capo, yo sé
Nos vemos, Comi
Saludos a todos por allá

Literatura lúcida desde el extremo norte: Cinosargo

Cinosargo Ediciones: la obligación de ser sistemático con el horror del sistema

«Aun cuando peor estábamos, éramos superiores a la mayoría.

Y en nuestros mejores momentos podríamos haber fregado el suelo con casi todos.»

John Paul Jones

 

Cinosargo es una editorial chilena (norte grande) ubicada en la frontera con Perú y Bolivia. Nuestra posición nos da fortalezas pues tenemos a diferencia del resto de regiones de nuestro país, un mayor contacto con el continente, sin embargo, es poco lo que se sabe de Arica en materia literaria, y es que no hay una tradición salvo algunos nombres que destacan en los años 70 por poemarios bien logrados y con premios a cuestas, Oscar Hahn por ejemplo, el libro Perro del Amor de Welden o las traducciones que hizo este de Sade y Ginsberg, no debo olvidar el contacto que la revista Tebaida , también de este autor y su pareja Alicia Galaz, establecieron con pares contemporáneos del sur y el resto de América… más allá de eso, la ciudad en que radicamos es vista como un lugar de paso a Machu Picchu o el festival de Oruro, el depósito arqueológico de las momias más antiguas de la humanidad, las Chinchorro, o un rincón turístico que aspira a ser un pobre pseudo Miami por sus playas y clima privilegiado; información necesaria para entender nuestro hastío y proyecto cultural que pretende dinamitar esos estigmas y prejuicios nacionales que han edificado todo un ideario de nostalgia pampina/ desértica, relegando a un quinto plano, lecturas y miradas que escapen de ese odioso tag de SERNATUR ARICA (1).

Parte de nuestra estética radica en esencia, en desentenderse de los centros y deslindar nuestra creación del pasado histórico y visión identitaria o patrimonial que hace de nuestro entorno un foco de folklore artificial y procesado, la típica imagen de postal o poterito de greda para el comprador burgués en busca de un reencuentro con la Pachamama -visión que emana de Santiago –el chile real para muchos- y en esa medida priorizamos, con acciones de arte concretas y verificables: un catálogo de diecisiete libros en dos años y un crecimiento aparejado a una gestión con alcance internacional, el dar testimonio de que estar asentado en una provincia extrema no es un impedimento para escribir, editar y menos para dar curso a libros impensados por ese núcleo metropolitano que cree tener todas las respuestas o el visado de calidad y legitimación…

Es claro que nuestro mercado en el norte, es precario, híbrido y en desarrollo… pero como dice el músico uruguayo Pau O Bianchi al plantear una radiografía de la escena musical indie o under en Uruguay “Acá en Uruguay, al no haber público, no haber lugares, no haber un mercado, las bandas no tienen absolutamente nada para perder, entonces son tal vez propuestas mucho más deformes o hasta extremistas.” Algo similar nos pasa con los libros del perro Sargo y aunque en Arica por ratos fuimos proscritos… los peces gordos de cultura, esos burócratas que van rotando, al ver la recepción fuera de las fronteras ahora nos pontifican y buscan para todos los proyectos, lo cual guarda sentido con la realidad acomodaticia y oportunista de Chile, siempre al filo de la tendencia y fórmula… estamos lejos de eso, nos mueve nuestra intuición y deseo mutable de no ser un cliché o chiche para las estadísticas, los planes de fomento, o slogan publicitario.

Alienados de las modas escriturales que inundan a Santiago cada cierto tiempo, y de su supuesta aprobación con ídolos de barro, nuestros títulos surgen de la inquietud visceral de los artistas y sus aproximaciones ácidas, casi marcianas a la literatura, y así damos sentido a un catálogo que ha privilegiado el comic, el terror, la ciencia ficción, el cyberpunk, el steampunk, la poesía concreta y el humor estridente junto al realismo sucio como ejes de una identidad creativa.

Podemos afirmar que tenemos un doble carácter desterritorializador, el geográfico e histórico y uno más importante, el mental y estético, al punto de establecer un núcleo creativo en pleno desierto chileno, constituyendo un importante eslabón del corredor Sur que vincula Arica con otras provincias del norte, Iquique, Alto Hospicio, Antofagasta y Copiapó, asimismo con Bolivia en La Paz y Cochabamba y Perú por medio de las editoriales de Tacna y Arequipa, esto como una macro zona con su propia escena, inquietudes, lecturas del cono SUR y voces…

______________________________________________________________

(1).- Arica es una ciudad, un puerto y, también, una comuna, que constituye a la vez la capital de la Provincia de Arica y de la XV Región de Arica y Parinacota, ubicada en el extremo septentrional de Chile. Entre los turistas, particularmente chilenos, es conocida como la «Ciudad de la Eterna Primavera», por su clima agradable, y además por ser la «puerta norte» del país, debido a su proximidad a la frontera con Perú. Arica se caracteriza por la diversidad cultural, folclórica, étnica y, también, por su pasado histórico, destacándose las momias chinchorro, consideradas entre las más antiguas del mundo. A partir del 8 de octubre de 2007, se convirtió en la capital de la XV Región de Arica y Parinacota.

_______________________________________________________________

Literatura lúcida: Cinosargo, mordiendo el arte

La ética de trabajo que nos mueve es el “Hazlo tú mismo” por ello el trabajo de diseño, diagramación y financiamiento de los libros es particular, teniendo total libertad frente a las convenciones para elegir que publicamos y que material dejamos pasar. Nos inspira el pensamiento de los cínicos, de ahí el nombre Cinosargo, lugar en que Antístenes se reunía con sus discípulos y cuya raíz etimológica hace alusión a la imagen del perro, <perro ágil o veloz> como símbolo de desvergüenza y radical autonomía frente a lo establecido, siendo el paradigma de este comportamiento Diógenes, el del túnel, la carne cruda, la lámpara y que dice sin hacerse dramas… “«Ellos me condenan a irme y yo los condeno a quedarse.»”

Esa mirada de descreimiento e ironía, pretende desacralizar el oficio y medio artístico/escritural y sus vinculaciones con el poder o los lineamientos que este pretende imponer con su mecenazgo soterrado, por eso mismo trabajamos primeras obras de autores emergentes que tengan calidad en sus propuestas y asuman el riesgo, sin temor a experimentar y tocar temas vedados en los espacios de difusión en Chile, por supuesto damos para ello lugar a discursos y mecanismos que no responden a una filiación o tendencia inmediata.

Por ende la herejía como la concibe Adorno en torno al ensayo, nos cae como anillo, “el ensayo se yergue contra la doctrina, arraigada desde Platón, según la cual lo cambiante, lo efímero, es indigno de la filosofía; se yergue contra esa vieja injusticia hecha a lo perecedero”. La única tradición que reconocemos es la de obras y autores que destacan por emprender proyectos que entendemos como dice Bolaño en 2666 “las grandes obras, imperfectas, torrenciales, las que abren camino en lo desconocido. (…) combates de verdad, en donde los grandes maestros luchan contra aquello, ese aquello que nos atemoriza a todos, ese aquello que acoquina y encacha, y hay sangre y heridas mortales y fetidez”.”

En esa médula radica otra de nuestras propuestas como editorial, junto a las voces nuevas y frescas, rescatamos las interpretaciones que nos proveen autores clásicos o que debieran ocupar ese rango pero que han sido silenciados por un mercado voluble y sin espina… borrados de la cartografía por su falta de amigos en la corte – redes lo llaman hoy- lobby literario que ha satanizado a creadores de primera injustamente, o justamente si pensamos se trata de una sociedad que maquilla y tranza con tal de establecer hegemonías e imponer falsos record de ventas y amigos de la crítica al uso. Al respecto, nos quedamos con lo que Martín Cerda dice Citando a Blanchot “sólo la ironía puede hacer coincidir el discurso con el silencio, el juego con la seriedad, la exigencia declaratoria, y hasta oracular, con la indecisión de un pensamiento inestable y dividido, y finalmente, para el espíritu, la obligación de ser sistemático con el horror del sistema”

Bajo una filosofía fragmentaria, exploratoria y discontinua, pretendemos rescatar o poner en conocimiento del lector interesado, ciertos lados B de la cultura universal y nacional, a través de traducciones, re-ediciones de libros e incluso adaptaciones a otros géneros o disciplinas artísticas. Todo esto desde el 2010, pues empezamos como editorial formalmente ese año… como ya indiqué, contamos con 17 títulos editados en diversos géneros, relatos, novela, ensayo y poesía, para el 2012 proyectamos duplicar este número e internacionalizar nuestro catálogo con traducciones del alemán y chino y también con la publicación de ocho libros de destacados jóvenes autores latinoamericanos, sólo en el periodo diciembre del 2011 a abril del 2012.

La revista por su parte www.cinosargo.cl está en línea desde el 2007 y recibe diariamente sobre 1500 visitas y cuenta con publicaciones periódicas en que se dan cita las colaboraciones de emergentes junto a los artículos y notas de autores consagrados, el mismo contraste se da en materia editorial, al difundir notas de prensa, invitaciones y reseñas de libros de grandes editoriales, cuando un autor nos parece clave, sin desestimar el trabajo de las llamadas editoriales independientes o microeditoriales. La revista como plataforma es un espacio pluralista y de calidad que lleva sobre 60 libros digitales editados, entre la publicación mensual en pdf de Cinosargo, antologías de prosa y poesía y libros de fotografía y traducciones.

En síntesis, somos un proyecto ex-céntrico, sin precedentes en Chile y que sólo podía emerger en un oasis de aburrimiento como Arica, en los márgenes de la legitimación cultural y los cocktails horribles en que se multiplican y fluyen las cloacas de la literatura nacional, como dice Diego Maqueira en La Tirana: “Porque dime, ¿en qué otro salón, sobre qué otra alfombra, podría haberse juntado tanta mediocre notabilidad?”

Desde los extramuros y conscientes de esta condición, Nosotros, los nec spes nec metus, nos calificamos como un virus que se expande día a día en distintas ciudades y países, de modo virtual y material a través de las lecturas y difusión de nuestros libros, quizá somos poco prolijos, desgarbados, una astilla miserable, pero así y todo vamos contaminando a los lectores que preferimos ver cual cómplices, ese fandom freak del cual nos sentimos orgullosos de ser parte.

 Daniel Rojas Pachas

Escritor y Editor General de Cinosargo

Oasis del aburrimiento – Arica 2011

El fantasma del faro Evangelistas en Puerto Natales

En el rodoviario de Puerto Natales, se pudo mostrar este fin de semana parte del trabajo sobre Rolando Cárdenas (1933-1990), en el marco de la feria del libro organizada por la conmemoración del centenario de la capital de Última Esperanza. Infinitas gracias por la recepción, el afecto y las atenciones recibidas.

Algunos clichés del viaje:

metafantasmas, sala de actividades

los tatuajes en las paredes, el comic del chico alegría

interior del rodoviario

quinta de la pensión

míticos muelles natalinos

sede Partido Radical

en el camino

más info:

http://muninatales.blogspot.com/2011/10/con-exito-se-desarrollo-la-feria.html

La poética memoria de Hugo Vera Miranda

LA POÉTICA MEMORIA DE HUGO VERA MIRANDA

 Miguel Eduardo Bórquez

El responsable del sitio web Inmaculada Decepción y autor del poemario “El Tigre de la Memoria”, es la figura clave a la hora de hablar de literatura hecha en Última Esperanza.

Hugo Vera Miranda es un caso particularísimo dentro del panorama actual de la literatura magallánica. Haciendo válida una vez más aquella máxima cliché  de “nadie es profeta en su tierra”, la obra de Vera Miranda, el poeta almacenero de la casona naranja, goza de mayor reconocimiento y aceptación fuera de los dominios de la Última Esperanza que dentro de sus propias fronteras, donde se le conoce más por su función de personaje, figura under o icono pseudo punk que de escritor.

Paradójico acaso lo que ocurre con Vera Miranda, un autor que a lo largo de su trayectoria creativa ha intentado por casi todos los medios posibles rehuir de cualquier connotación pública o ensalzamiento de su figura como referente de lo que sea, y actualmente se perfila (queriendo, pero sin realmente querer) en un emblema para la literatura a secas, en una suerte de leyenda viviente al margen de los caudillismos, afanes figurativos y otros cánceres que afectan a la estirpe literaria criolla de hoy (¿de siempre?). Bajo ese prisma, Vera Miranda ha optado por el camino más largo y más difícil, acaso el más poético de todos: hablar desde un infranqueable segundo plano. Libre de ataduras, solo ha publicado un poemario de limitado tiraje, “El Tigre de la Memoria” (2005), con la modesta pero potente casa editorial La Calabaza del Diablo, excitante refugio para autores críticos del mainstream imperante. Aparte de ello, y sin contar sus escaramuzas como gestor literario en Buenos Aires, ciudad en que vivió buena parte de su juventud, y otras pocas apariciones en medios locales, ha ganado connotación a través de su sitio web, “Inmaculada decepción”, que desde su origen hace ya varios años se ha ido consolidando como un interesante espacio para la creación y difusión literaria desde Magallanes para el mundo.

Para hablar un poco de los aspectos estrictamente escriturales de Vera Miranda, debemos concentrarnos en tres tópicos esenciales, que a continuación analizaremos con cierto detalle.

1) La construcción de una “poética del perdedor”.

Evidentemente no se trata de una invención. Autores pretéritos como Bukowski o Teillier (por mencionar a dos de los más universales) ya indagaron en ese yo lírico atiborrado de derrotas, frustraciones, vicios y desengaños. Hablamos desde la perspectiva no del sufrimiento, sino del infortunio, la mala vida, la bifurcación rutera siempre equivocada. “Dios salve a mis mujeres” dice el poeta, que “yo no salvé a ninguna”. La poética perdedora de Vera Miranda se asocia muy estrechamente con sus vínculos amatorios, con esas mujeres que no pudo ni supo ni quiso salvar y seguir amando. “Amó a sus amigos mucho más que a la amada de turno”, dice en su autorretrato, pero en otro texto confiesa “Ya moribundo, sin poses ni ceremonias / y de cuerpo presente al infinito / habré de pensar en ti / habré de pensar / que nunca fue fácil olvidarte”. El yo de Vera Miranda nunca deja de creer en el amor, tampoco en todo indicio de nobleza y real humanidad. Sumando y restando, podemos construir un “antihéroe lírico” que pese a sus infortunios sociales, amorosos y hasta artísticos, persiste en la utopía, en cierta quimérica esperanza, o como muy bellamente lo ilustra Ramón Díaz Eterovic, a “un poeta que procura asirse de los cuernos de la luna mientras la vida lo golpea a mansalva”.

2) La valoración de Puerto Natales como una arcadia en sí  poética.

La obra de Vera Miranda está enmarcada en un realismo casi mágico, en un Natales tan cotidiano como entrañable al mismo tiempo, una arcadia exuberante por momentos en su gente, su memoria y su paisaje, capaz de ir marcando sutilmente el pulso de nuestros días, noches y deseos. Pueblo “de putas y caranchos”, de “isométricos bastardos”, “de carretas, trompos, trencito a Bories”, el Natales de Vera Miranda paradójicamente no está idealizado, sino que muchas veces desmitifica-do, logrando de manera inusual hacer de los tópicos manipulados otros nuevos, acaso aún más entrañables que los originales.

Así, por la pluma del poeta viajan los turistas de verano (cantando “verybonitonatales yesyes”) los vendedores de pescado, los asiduos del bar Melissa y las chicas de la boite. Y en ese desfile de personajes y circunstancias donde podría fácilmente predominar un bosquejo de lo más pintoresco y postal, Vera logra construir -desde su punto de vista absolutamente particular- un inesperado discurso lleno de matices, visiones y revisiones que acaban poblando un Natales que poco o nada tiene que envidiarle a otras inspiradoras arcadias literarias.

Es Natales una suerte de Macondo de la Patagonia, un pueblito tan querible y al mismo tiempo despreciable que no es posible describirlo sin describirse también uno mismo con sus penas, dichas y miserias; con el lastre insoportable pero mágico de ser “la última esperan-za” para un mundo y un país que se van cayendo a pedazos.

Interesante es además, el carácter casi “karmático” de un Puerto Natales capaz de perseguir a su autor y hablante lírico hasta las mismísimas compuertas del cielo y el infierno. “El partir nunca es un acto solitario / nos acompaña siempre la luna natalina”. Así, podría hablarse de un “sentimiento natalino”, de una añoranza que no se extingue, de un vinculo casi lárico -si lo ponemos en términos teillerianos– que se lleva a cuestas y se hace latente de manera más o menos explícita noche a noche y verso a verso.

3) El lenguaje poético como dialogo permanente.

La voz de Vera Miranda se caracteriza por su simpleza, por la ausencia de ornamentaciones barrocas o academicistas y el recurrente tono confesional, como si de una para nada extraordinaria conversación entre amigos, humos y copas se tratara. “Hace tiempo mis enemigos vienen anunciando / que me voy a quedar pelado / que la morena me abandonará por un cuadro de Siqueiros / pronostican la desaparición de mis dientes / la cerveza, el mar, los conejos y la luna” Incluso, podrían decir los más puristas y quisquillosos estilísticos, puede identificarse cierta rudeza en la construcción de los textos, alguna escases de recursos retóricos, algún lu-gar común por aquí y por allá. Ciertamente, esas ausencias son reales, mas no son fruto de negligencia alguna, sino más bien piedra angular constituyente de la pro-puesta escritural formal –y también temática- de su autor.

Discutir si algunos textos de Vera Miranda son antipoéticos o no, sería una labor muy vana. Cuando existe la construcción de un tipo discursivo tan propio, los limites preestablecidos se corrompen y los alcances de la creación poética de expanden, haciéndose de influencias, estilos y voces de muy variadas características y procedencias.

Consideraciones finales.

Si bien “El Tigre de la Memoria” es un estupendo compendio del quehacer lírico de Vera Miranda, es alta-mente saludable considerar también su prosa, aquella que casi diariamente nos sorprende vía web (inmaculadadecepcion.blogspot.com) con su ironía, ácido sentido del humor y tono confesional para nada carente de profundidad. Se trata de pequeños relatos que siempre juegan muy discretamente con lo real y lo ficticio, con lo que efectivamente sucedió y lo que pudo haber pasado.

De tal manera, puede entenderse la propuesta de Vera Miranda desde un enfoque multi-angular, profundizan-do así en el tan natalino como universal mundo de un autor maravillosamente vital.

Publicado en revista El Keltehue, Verano de 2011, Puerto Natales.

e-book: Metalenguajes sobre el fantasma del faro Evangelistas

autoedición, febrero 2011.

Continuidad de la Feria del Libro de Magallanes

Durante años, quienes adjuntan esta misiva han venido desarrollando un conjunto de ideas cuyo tópico central ha sido la perduración en el tiempo de una serie de iniciativas basadas en el intercambio y la divulgación de conocimiento, entre las que se encuentran un proyecto de autor orientado hacia la investigación historiográfica, traducido en varias publicaciones de interés bibliográfico y beneficio directo para la comunidad de Magallanes; la fundación del colectivo “Ácrata”, que canaliza la mayoría de las actividades que requieren representación legal en el marco jurídico que impone la sociedad; el Concurso Literario Antonio Pigafetta, auspiciado por la Universidad de Magallanes; y dentro de este quehacer, la restauración de la Sociedad de Escritores de Magallanes, junto a su eje temático natural, la Feria del Libro de Magallanes, actividad que históricamente circunscribió a centenares de libreros y editoriales tanto nacionales como extranjeros.

En este contexto, es nuestro deber expresar a la comunidad nuestra propuesta:

Objetivos generales de la Feria del Libro de Magallanes

1)     Establecer un reencuentro desde el ámbito literario con la comunidad magallánica, lo cual potenciará el concepto de identidad patagónico fueguino.

2)     Fomentar los hábitos de lectura a través de las nuevas generaciones de lectores y educandos, a fin de recuperar la intensa vida literaria, intelectual y cultural que históricamente tuvo Magallanes.

3)     Comenzar a desarrollar un proceso en el cual la literatura pueda difundirse a todas las capas sociales de la región de manera planificada, y no improvisadamente.

4)     Consolidar esta actividad llamada Feria del Libro de Magallanes, que cumple 15 versiones, la cual debe convertirse en un punto de inflexión para que a acontar de 2012 se convierta en una actividad que cuente con un ítem estable dentro del presupuesto regional, que perpetúe y garantice su permanencia en el tiempo. Esta actividad trasciende administraciones y gobiernos, potenciando el concepto identitario magallánico, que en último término pertenece a cada uno de los habitantes de la región austral.

Objetivos específicos de la Feria del Libro de Magallanes:

1)     Es de mayor interés, junto a lo anterior, restaurar el Premio Municipal de Literatura José Grimaldi A., el Concurso Nacional Literario Antonio Pigafetta, y en un breve lapso, consignar un fondo, sea a través del sector público o privado, para que puedan desarrollarse estas nobles iniciativas culturales de manera coherente, sin depender de los flujos de mercado para obtener su financiamiento.

2)     Instrumentalizar la reactivación de la famosa editorial magallánica que hizo factible la publicación a bajo costo de obras emblemáticas en torno al quehacer cultural y literario de Magallanes. Ello implica una visión global e integral de los diferentes estamentos participativos, tanto públicos como privados, para volver a hacer realidad y concretar esta inquietud intelectual de nuestra región.

3)     Se precisa de manera didáctica educar a los sectores políticos, a nuestras autoridades y los principales actores sociales de Magallanes, en el sentido de que esta actividad debe ser permanente, además de ser considerada de primera necesidad, por lo cual debe tener una prioridad a nivel región, a fin de financiar, independientemente de los gobiernos de turno, esta actividad de importancia cultural y geopolítica para la sociedad austral.

4)     Acentuar la perspectiva historiográfica aplicada a las últimas versiones de la Feria del Libro de Magallanes.

Prolegómeno

La actividad editorial en Chile ha recobrado nuevos brios. Desde que se promulgó la Ley de Propiedad Intelectual durante el segundo gobierno del presidente Arturo Alessandri Palma (1932-1938) el libro como fuente de conocimiento adquirió en el tiempo un poder ilimitado. Este es un hecho tremendamente significativo y cualitativo, toda vez que desde  1950 hasta la actualidad se han editado en el mundo más libros como nunca antes lo vio la humanidad. Con el apogeo de los gobiernos radicales, Pedro Aguirre Cerda (1938-1941), Juan Antonio Ríos (1942-1946) y Gabriel González Videla (1946-1952) se estableció la industrialización del país, pero también el desarrollo intelectual y cultural de la nación, comprobando el asenso de la clase media y obrera a las decisiones más importantes y simbólicas de Chile. Famosa fue la creación y desarrollo de la generación literaria de 1938 que dio otra forma y perspectiva a nuestra literatura; pero también, la importancia e influencia que tuvo bajo el alero de las Universidades de Chile y Católica los institutos de teatro “Ensayo” y “Experimental” respectivamente.

Bajo estos parámetros el país fue creciendo intelectualmente, y se estableció en el ámbito académico y popular un acercamiento nunca visto en relación al fenómeno del libro. En el plano estrictamente intelectual, las Universidades de Chile, Católica, Concepción, Santa María y Técnica del Estado fueron señeras en el progreso y devenir contribuyendo con diversas publicaciones científicas y literarias al quehacer artístico y cultural del país. No debe olvidarse, la enorme contribución sostenida por el legendario Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile en Santiago y Valparaíso, como el Instituto Pedagógico Técnico de la Universidad Técnica del Estado, institución primigenia que prácticamente llevó la Educación y cultura a la casa de todos los chilenos.

Desde 1938, Chile compitió efectivamente con países como Argentina y Uruguay que históricamente tuvieron una producción editorial que podía competir con la de los llamados países desarrollados. Esto se incrementó durante los gobiernos de los presidentes Carlos Ibáñez del Campo (1952-1958), Jorge Alessandri Rodríguez (1958-1964), Eduardo Frei Montalva (1964-1970) y Salvador Allende Gossens (1970-1973). El proceso de industrialización no solo tuvo un efecto económico y social, proceso iniciado por los gobiernos radicales, si no que altero positivamente la vida institucional y cultural de toda la nación.

Por este motivo, la creación de la Editorial Quimantú, en febrero de 1971, durante el gobierno de Allende, y la Editorial Universitaria durante la administración de Frei Montalva pretendieron ser un puente entre el poder establecido y el mundo trabajador que buscaba afanosamente a través de las letras, y en definitiva desde la cultura, salir de su letargo y adquirir una posición vertical frente a las grandes decisiones que en ese momento entrañaban a Chile en una etapa histórica conocida como guerra fría y que hizo que nuestro país dejara de ser el patio trasero del continente americano, para convertirse en un actor preponderante en las grandes decisiones que afectaban a las naciones de nuestro hemiciclo.

Chile, una nación de 8 millones de habitantes en 1970 exhibía con orgullo una industria editorial que superaba los 1370 títulos, superando a naciones desarrolladas como la mayoría de los Países Bajos y Nórdicos. Se competía con naciones como Argentina y Uruguay. Nuestras 8 universidades estatales tenían editoriales y publicaciones semanales y mensuales, tanto en libros como en revistas. Y en un hecho no menor, la editorial Quimantú en su proceso innovativo de creación llegó a albergar tirajes de alrededor 80.000 ejemplares diarios, hecho inédito en toda América Latina.

Lamentablemente, luego de todo este vaivén y crecimiento intelectual y cultural (1938-1973), devino un apagón cultural, situación que hasta el día de hoy afecta a las nuevas generaciones y también a aquellos que quedaron entrampados frente a un sinfín de oportunidades que se eclipsaron. En 1980 Chile ostentaba la tasa de publicaciones mas baja de Sudamérica, 618 títulos, cifra que confrontaba dramáticamente con la realidad que nuestra patria ofrecía en décadas anteriores.

En la actualidad, nuestro país busca recuperar el camino perdido. A comienzos de la década de 1990 la producción editorial superaba los 1.500 títulos. Ello se mantuvo en un rango normal hasta principios del siglo XXI, en que retomamos los 2.000 títulos como producción anual. La posibilidad y adquisición de nuevos textos como también la relación entre el mundo analógico y digital ha hecho factible que en los últimos 10 años esta producción y creación intelectual se viera aumentada de modo que para el año 2009 tenemos que de acuerdo a las cifras oficiales entregadas por la Cámara Chilena Del Libro, se están publicando en Chile sobre los 4.500 títulos anuales, lo que representa un crecimiento de un 300% con respecto a 30 años atrás.

Sin embargo, debemos considerar el caso de Holanda, país que tiene una población similar a la de Chile. Para 1970 la nación neerlandesa editaba menos de 1000 títulos al año. Veinte años después esa capacidad superaba los 10.000 títulos. Pero ya para el año 2000 los holandeses eran capaces de producir 30.000 títulos anuales y se estima que para los próximos 15 años con una población de 17 millones de habitantes estarán al nivel de países como España, Italia, o Francia, con una producción que superará los 50.000 títulos al año. Aquí subyace la cartesiana duda: debe existir una determinada cantidad de libros producidos por determinada cantidad de habitantes. Es imposible sostener un crecimiento intelectual y cultural si no se cumple este axioma.

Situación de Magallanes

Históricamente Magallanes ocupa una posición estratégica y táctica en el desarrollo de la patria. En el acontecer geopolítico, Magallanes tiene el privilegio de establecer un antes y un después en el contexto y desarrollo tanto regional, nacional e internacional. Aquí subsisten las mayores reservas de agua dulce que requiere la humanidad para abastecer las necesidades ulteriores del planeta. Un informe de la Armada de Chile comprueba una situación insólita, de los 1.080 faros y señalizaciones marítimas que subsisten en el país, dos tercios se encuentran dispersos en la zona austral. Posiblemente nuestra situación histórica y geográfica hace que el magallánico tenga un carácter particular y ello se refleja en el espíritu, actitud y carácter que desenvuelve al hombre y la mujer patagónica fueguina tanto con los suyos como en su realidad e intervención con el resto de sus semejantes.

Es probable que estas características hayan sido no solo un pretexto si no una fuente de conocimiento para formar toda una literatura propia que destaca y sobresale a nivel planetario. Los nombres de Lucas Bonacic-Doric, Francisco Coloane, Rolando Cárdenas, Silvestre Fugellie, Ernesto Livacic Gazzano, Carlos Vega Delgado, Hugo Vera Miranda, Aristóteles España, Ramón Díaz Eterovic, determinan un eje temático que muchas otras regiones del país quisieran ostentar.

En este contexto, Magallanes fue cuna y pionera de las primeras producciones cinematográficas que se hicieron en el país, hazañas  aeronáuticas y marítimas inéditas en Chile, y fue Magallanes la tierra que le entregó al país los primeros acuerdos sindicales que hicieron posible una relación venerable entre empleadores y trabajadores, situación que en Chile jamás se hizo realidad y que desde Santiago mismo tuvieron una sana envidia, pues jamás pudieron desarrollar una cultura cívica como la que hubo en la zona austral.

Considerando lo anterior, Magallanes ostenta el record según datos entregados por el Instituto Nacional de Estadísticas y la Cámara Chilena del Libro, en donde más se edita y publica, proporcionalmente de acuerdo a su demografía, en Chile, 150.000 habitantes en 2.500.000 kms. cuadrados.

 

Concepto metodológico y propuesta de investigación

Para hacer efectiva esta iniciativa cultural y editorial, se propone emplear una metodología basada en una propuesta científica, emanada de las Ciencias Sociales de la Comunicación Humana. Habitualmente el objeto a estudiar siempre ocurre y discurre desde el emisor al receptor, pero nosotros queremos consignar y conllevar una iniciativa que históricamente se ha estado realizando no solo desde las aulas de estudio, es llevar el conocimiento a la praxis. Siempre se ha dicho que la cultura surge en las bibliotecas, archivos y museos. Desde esta perspectiva y contexto somos totalmente renuentes a aquella afirmación antojadiza; toda vez, que la cultura se generas en los espacios públicos, en las calles, en lugares de intercambio cultural cotidiano. Dicho de otra manera, nuestra propuesta históricamente ha fijado como uno de sus objetivos primigenios establecer una visión cognoscitiva desde la perspectiva del receptor, desde la sociedad, para que allí efectivamente surja un mecanismo comunicativo que interprete en su génesis al ser humano.

Se requiere enfatizar en las denominadas investigaciones no tradicionales. Aquí tenemos, la llamada investigación experiencial que implica destacar el conocimiento a partir de la situación o experiencia personal de cada sujeto en relación con su entorno tanto físico, material y espiritual. El otro punto o campo investigativo proviene del mundo de la antropología y precisa necesariamente que el investigador tiene que adaptarse a un determinado mundo o tipo de cultura que no le es particular. Por ejemplo, tratar vividamente con culturas asiáticas, islámicas, centroamericanas. Bajo este prisma se establece una efectiva diversidad cultural en donde el emisor o fuente culmina siendo un objeto participante activo en el proceso comunicativo que se establece, por cuanto es el receptor el que entrega los mecanismos y las condiciones culturales e intelectuales para establecer el proceso. Desde esta perspectiva, se realiza y concreta un nuevo concepto epistemológico o teoría del conocimiento en donde el axioma fundamental radica en los sentimientos y en el arte en detrimento del raciocinio y la ciencia.

Pensamos que tenemos el deber y la experiencia practica de señalar que más allá de una perspectiva teórica, holística, ideológica o histórica, deben revisarse todos aquellos parámetros para fundamentar una posición que de algún modo u otro integre las capacidades antes descritas y hacer una síntesis efectiva para establecer un nuevo modus operandi al momento de finiquitar una metodología de investigación.

Se hará este proceso y trabajo en función de los receptores lo cual implica una variada gama de problemas:

a)     Debe considerarse que los receptores no están capacitados para realizar este tipo de prácticas.

b)    Disminuir el caudal de prejuicios que siempre van a existir en función de una propuesta de tal magnitud.

c)     Lo más importante: no existe un capital teórico y económico que avale históricamente nuestra propuesta; por lo tanto, todo lo que se esta presentando desde el punto de vista teórico y practico es absoluta y netamente experimental.

Se requiere y precisa un aporte considerable no solo en el plano económico, si no también dentro del llamado recurso humano para desarrollar esta metodología de investigación.

 

Victor Hernandez G.

Niki Kuscevic R.

 

 

Punta Arenas, abril de 2011


Gas

gas

Que se desplome el Teatro Municipal de Punta Arenas, obra del arquitecto francés Numa Mayer, inaugurado el 1º de junio de 1899, es un autoretrato perfecto del estado actual de la sociedad magallánica. ¡Cómo pena el espíritu de los próceres de antaño! A propósito de aquellas antiguas campañas, que unían a la comunidad magallánica de las décadas de 1920, 1930, 1940, y 1950, que abrieron nuevos precedentes para el desarrollo social y cultural de aquella época, obteniendo beneficios históricos para el entonces Territorio de Magallanes, como por ejemplo, el derecho a voto y la libre elección de nuestras autoridades en 1933, la construcción del Gimnasio de la Confederación Deportiva de Magallanes, que tomó años y fue inaugurado en septiembre de 1950, o la restauración del Puerto Libre durante 1956. Todas esas hazañas están olvidadas.

Juan Efraín Ojeda, Ernesto Guajardo Gómez, Alfredo Hernández Barrientos, y tantos otros, ¿donde está su legado? Un ayuda memoria de como arreglaban antes las cosas todos estos viejos magallánicos, independientemente de las obvias diferencias sociales, políticas o religiosas. Ese espíritu esta absolutamente ido!

Párrafos Selectos, Restauración del Puerto Libre, Víctor Hernández, Niki Kuscevic, Editorial Atelí, 270 páginas, 2008.

“Si la incomprensión, el desconocimiento que ha imperado en los círculos oficiales respecto a Magallanes, se hubiera traducido en dejarla abandonada a su propia suerte y a sus propias fuerzas, Magallanes habría sido capaz de mantener el alto estándar de vida que conociera otrora, su pujante capacidad de empresa y creación, que acometiera sin ayuda de nadie la caza de ballenas, y la búsqueda de pieles en los linderos mismos de la Antártida, mucho antes de las expediciones que ahora se hacen, afincando de ese modo real una soberanía fundada en la ocupación y en el trabajo que habrá de ser a la postre el más legítimo título al dominio de esos territorios; en una palabra, si Magallanes hubiera sido dejado a la mano de Dios, sin sufrir el intervencionismo estatal cada vez más agudo que ahora soporta, sin padecer ese trato de carácter general aplicado insistentemente a una zona excepcional que requería un trato lógicamente particular y también excepcional, Magallanes mantendría su envidiable manera o estilo de vivir que la hiciera descollar en todo el austro americano, siguiendo con su influjo toda la Patagonia Chilena y la Argentina hasta más acá de Comodoro Rivadavia. Para impedirlo, ahí están los regímenes de controles aduaneros y de cambio, las restricciones en las importaciones, la supresión de la calidad de Puerto Libre otorgado a Punta Arenas, cuando gobiernos de otros tiempos manejaron los destinos de Magallanes con visión suficiente para tener perspectiva histórica de aquellas regiones. Sin trabas aduaneras de ninguna clase, Magallanes exportaba su producción agropecuaria sin cortapisas y hacía afluir más de 15 millones de dólares anualmente al fondo nacional de divisas. Un activísimo comercio vitalizado en la raíz profunda de su naturaleza productora, dio nacimiento a una flota regional envidiable, surcadora del Pacífico y el Atlántico. Más de 30 naves y un centenar de goletas introduciéndose por todos los vericuetos de sus canales patagónicos, llegó a sumar ese pujante esfuerzo marinero de los puntarenenses en infatigable acción germinadora del trabajo en toda la extensión magallánica. Añádase a todo esto, para conseguir una visión aproximada, el constante entrar y salir de barcos de todas las banderas por una y otra boca del Estrecho. Ha surgido poderosamente desde todos los horizontes, como una voz de orden superior que les impusiera todavía la última batalla por esa Provincia -vigía de nuestra soberanía siempre en peligro en el extremo austral Antártico de América- reclamando la reivindicación de todo lo que tuvo siempre y con lo cual pudo convertirse Magallanes en el cerebro y eje de la Patagonia: Libertad de comercio y libertad aduanera”.

(Carlos Botti, “Magallanes en su necesaria rehabilitación”, “La Prensa Austral”, 21 de junio de 1955)


Restauración del Puerto Libre, Editorial Ateli, 2008, Punta Arenas.

“¿Qué pide Magallanes en esta hora gravísima de su historia? ¿Pide -acaso- la ayuda del Estado? Efectivamente pide esa ayuda, pero en su justo y exacto sentido, en la única forma que le serviría y le devolvería la pujanza creadora que le es propia y le enorgullece. Quiere -señores- que lo dejen desenvolver sus posibilidades económicas en el marco material que corresponde a su realidad geográfica y a su realidad política e histórica. Quiere y solicita que de nuevo, colocándolo en la verdadera ruta de su destino, le devuelvan jurídicamente sus naturales palancas para el trabajo: Un Puerto Libre y la eliminación de las restricciones que han sujetado –ahogándolo- su comercio. No se plantea como ya es costumbre hacerlo, un nuevo esquema de mayores gravámenes y contribuciones, porque la acción de mayores tributos importa de inmediato una aceleración del proceso inflacionista cuya vorágine hay necesidad de atajar: Por otra parte, los recursos que esos impuestos prometen proporcionar constituyen un inútil espejismo a la vez que pervierten y desnaturalizan las más imprescindibles virtudes de los grupos sociales. Y todo ello, para torpedear la producción y entorpecer el trabajo. Las ataduras tributarias han paralizado las industrias en Magallanes y amenazan a las que aún quedan. Desde el siglo pasado y gran parte del comienzo de éste, Magallanes dispone de las divisas que su comercio de lanas, carne y cueros le proporciona, ascendentes como término medio a 15 millones de dólares anuales. Con esa sangre económica nutre sus fuentes productivas y erige el más brillante y ágil comercio del país; construye sus 5 frigoríficos y equipa sus estancias ganaderas, limpia y enriquece la sangre de sus majadas hasta producir las lanas más apreciadas en los mercados mundiales. Su comercio irrumpe vigorosamente por todo el ámbito desolado de la Patagonia Chilena y Argentina, para regir -entonces- la vida económica, social y cultural de lo que hoy es Comodoro Rivadavia. Hay más en este aspecto, el constante crecimiento humano de Chiloé, gravita desde antaño, hacia Magallanes y mientras la propia isla no sea capaz de absorberlo, seguirá afluyendo naturalmente a Magallanes. Postrado, por la succión económica a que está sometido, paralizado por la anemia que le imponen en materias aduaneras y de comercio, Magallanes languidece, cierran sus casas comerciales, se desprende de sus flotas, inmoviliza sus frigoríficos, talleres y aserraderos y comienza a disminuir su real capacidad ganadera. De este cuadro brota la explicación de 150.000 chilenos -que transitando por el pasadizo magallánico- han penetrado en la Patagonia Argentina y se han tenido que establecer en esas regiones, asegurando su progreso. ¿Es que Chile puede darse el lujo dramático de desangrarse por este extremo del territorio?”

(Discurso en el Club de la Unión de Santiago, Carlos Botti, 19 de julio de 1955)


Más info:

http://www.laprensaaustral.cl/lpa/columna_anterior.asp?id=2253

Niki Kuscevic, Punta Arenas, 3 de enero, 2011

El recolector: Corto de Didier Collier, poesía de Víctor Collier

El Recolector, texto de Víctor Collier filmado con el celular de Didier Collier, en la población 18, Río de la Mano y Parque Maria Behety, (Punta Arenas).

 

El Recolector, (de “Audición del confín”, 2010)

Recoger impresiones desmalezadas
Recoger las colillas de la riqueza y de lo pobre la simpleza
Tomar un mate desesperado en el crepúsculo
Y rondar por la ansiada alma gemela en la playa del alba

Cogedor de ilusiones escritas en el vuelo abstracto de las candelillas
O de ideologías que son una devoción en lo tramado antes del ayer

Apiñar las esencias más intimas que están más allá del ego
Y apalear los desganos ajenos
Que temen; que no son libres y que retroceden
Profesando que avanzan

Toda relación es un reflejo en las almas cuando lo creativo se arrodilla
Quietud y dinamismo en la cuerda floja
Recojamos silencios en movimientos de regocijo
En las místicas piscianas que van desapareciendo
Y que el agrimensor ya tiene calculado
Con aquel custodio de los archivos

Recolectores que señalan la bifurcación en los bosques minúsculos
Y dan simiente en la montaña donde el musgo da la forma
Recogedor de flores que afirman las raíces en el barro
Porque todas le pertenecen

Recolector de manillas que se van ensillando y azulejos olvidados
En la acentuación del sabio que sube hacia el cerro
Y copula con su alma endosada

Recolector de palabras frías, chamuscadas al fin
Escogedor de letras como un libro abierto
Sin páginas estrechas en la lágrima solitaria

Acaparador de memorias etéreas en el capeo de las horas
En el refresco de la indolencia al respirar cada intervalo
Atestado de la sumisión que cala en el precipicio de las olas

De piedras vivientes y de remembranzas cristalizando los aspectos
Flamígero imperecedero que nada puede desviarlo

Recolector de monedas avaras en el presagio de la esclavitud
En el rebaño ecuménico
De la gloria petrificada en la carne
Siendo un puesto pendiente en el origen de la cosecha

Recolector de anillos muertos que sólo toma vida en los dedos
O en el bolsillo humano y de improperios sabios en la salida de la denuncia

Recolector de imágenes sordas
En las cuales hundirse para escuchar
El recolector implacable que no atenta contra el diluvio
Y observa desde el este.

 

Más Info:

http://akracia.wordpress.com/2009/04/15/6/

Sustancia pictórica de “El fantasma del faro Evangelistas”

Paletas de prueba, acrílico sobre superficie autoadhesiva

Sustancia pictórica del fantasma del faro Evangelistas

De la densa materia gris de Juan Carlos Alegría

Sustancia pictórica del fantasma del faro Evangelistas

 

el chico alegría leyendo sobre los orígenes del fantasma del faro Evangelistas

“En mayo de 1913, la escampavía ‘Yelcho’ que aprovisionaba el faro, estuvo esperando cuarenta y cinco días, tiempo apropiado para desembarcar. En ese período, un temporal había echado abajo el pescante del islote. A causa de la mala alimentación había muerto el guardián 3º Sr. Sillard, cuya enfermedad al estómago, contraída probablemente a consecuencia del régimen alimenticio, se agravó por aquel entonces. Ya no le quedaban víveres al personal porque durante casi cuatro meses no había arribado buque. Amarrados al extremo de un cabo, los guardafaros recogían cochayuyos y otras algas para alimentarse. Desde aquella ocasión, se mantienen en el faro, además de los víveres para el consumo de dos meses, alimentos de reserva para otros dos meses más. Por

fin pudo llegar la escampavía. Realizó su trabajo de costumbre, condujo el cadáver de Sillard a ‘Cuarenta Días’, donde fue sepultado. Esta circunstancia ha dado origen a un culto en ese lugar; cuando la escampavía estaba muchos días en espera de buen tiempo, para recalar al faro, los marineros bajaban a tierra a encender velas en la sepultura de Sillard, que a veces les oía y mejoraba el tiempo. Otras veces continuaba el mal tiempo impetuoso. El viejo Eduardo Williams y otros guardafaros dicen haber sentido pasearse a Sillard, en varias ocasiones, por el pasadizo del faro” (El faro islotes Evangelistas y algunas referencias del servicio de señalización marítima. Sabino López Díaz, páginas 10 y 11, 1974).

Nuevas publicaciones en Magallanes

Acaban de aparecer durante el mes de octubre  dos nuevas revistas en Magallanes. “Cartel”, editada por Marco Quiroz, en Punta Arenas, con un especial sobre movimientos colectivos; y “El Keltehue”, de Puerto Natales, de Eladio Godoy y el poeta Miguel Bórquez. Un saludo para ambas publicaciones, y un agradecimiento para “Cartel” por habernos dado espacio para  una nota sobre “Ácrata”. Muchas gracias y exito!. Agradecimientos tambien para Rosamaría Solar, que nos invitó a participar de la web de Contenidos Locales perteneciente a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos.

 

 

http://issuu.com/elkeltehue/docs/revista_elkeltehue

 

Metalenguajes sobre el fantasma del faro Evangelistas

Metalenguajes sobre el fantasma del faro Evangelistas. Fotografía: Niki Kuscevic

Avant-premiere del trabajo de metalenguajes sobre el poema de Rolando Cárdenas (Punta Arenas, 1933-Santiago, 1990) “El fantasma del faro Evangelistas“, inserto en el libro “Poemas Migratorios” (1974).

Ilustraciones: Juan Carlos Alegría (Punta Arenas, 1958).

Ensayo visual: Niki Kuscevic R. (Punta Arenas, 1964).

Análisis de contenido: Víctor Hernández G. (Punta Arenas, 1970).

***

El Fantasma del faro evangelistas, de Poemas Migratorios, 1974.

Lejos de las señales de la costa,

sosteniéndose en las honduras más remotas del planeta,

como cuatro sombras emergiendo del mar.

Sólo el tiempo más allá de los archipiélagos,

el tiempo convertido en un horizonte desesperadamente vacío,

en un viento tenaz que se adhería con estruendo

a un agua espesa despedazada sin descanso.

Nada interrumpía esa soledad sin principio ni fin,

ni siquiera el paso del día a la noche.

Pero entonces deben haber temblado los ventisqueros

cuando esos grandes continentes que erraban bajo el mar

surgieron, tal vez, como enormes cetáceos heridos

oscilando de una manera lenta y extraña

desde milenarios cataclismos marinos.

Y girando sin término en medio del océano

-dueño del origen que no revela

porque sólo el mar conserva para siempre sus secretos-

están insólitamente eternas,

extraviadas en la niebla, más lejanas y lúgubres,

como de regreso a su antigua soledad,

la soledad de la piedra y el agua.

Y era un agua rigurosa penetrando la roca

como el silencio en una casa grande,

construyendo oquedades en su eterna resaca,

con la sal incrustando su pequeña materia,

encerrando en un anillo blanco ese mundo inaccesible

en un proceso exacto,

empujado hacia las últimas orillas

por el desolado viento del Estrecho

con sólo musgos y líquenes creciendo en sus repliegues

bajo el peso de otras constelaciones.

Rompía ese aire petrificado y de humedad dura

aleteando brevemente en solitarios círculos

el vuelo brumoso y negruzco de “La Remolinera”

como un minúsculo signo de vida vivaz y aterido.

Todo lo demás era lejano y obscuro en los cuatro peñones.

La muerte era aquí un presagio violento,

un material indispensable que respiraba en las sombras

torciendo el buen rumbo de las embarcaciones,

alejándolas del soplo blanco del faro

que desafiaba verticalmente la negra altura

entre amuralladas y grises paredes de granito,

necesariamente expuesto allí para horadar la noche,

guiando a los navíos errantes

por laberintos de escotaduras, canales y arrecifes

que aparecen y desaparecen entre las borrascas y olas del océano.

La muerte en la tormenta, silenciosa y fría

entre el abismo del mar y del cielo.

Aquí fue una certeza terrible y verídica

que se clavó como una mordedura delirante entre dos guardafaros

prisioneros interminables meses de la soledad

y de esos elementos desatados sin clemencia

que los marcaba implacablemente con su aliento helado.

Y como un origen impiadoso de la locura,

sin ninguna posibilidad de vivir alejado después de ella,

un gran solitario sentía crecer el silencio como un escalofrío

viendo detenerse poco a poco el tránsito terrestre,

la palabra y la fatiga del compañero indispensable,

sin poder impedir el llamado de esa fuerza oculta

que reclamaba lo suyo cada minuto entre ráfagas de viento y agua,

pavorosa e imperativa en su requerimiento,

mordiendo lentamente su carne lacerada,

queriendo retenerlo para siempre en sus acerados roquedales,

dejándolo más habitante enloquecido en su alta torre,

dueño absoluto de ese fanal del buen rumbo,

sólo un autómata alucinado y friolento

envolviendo dulcemente su cuerpo en alquitrán.

Sueño debe tener el que bajó a errar por el mar

vencido por ese letargo pesado y poderoso,

y ya nadie podrá despertar sus ojos fijos,

y no tendrá descanso vagando por paisajes sin colinas

inmaterial y desvelado por sobre el roquerío,

apenas un pequeño grito que gira y cae y no se oye jamás

retorna y se pierde por paredes resbalosas de algas y brumas,

absorto e impalpable en su mundo líquido,

rodando por la lluvia intangible y taciturno,

sus pasos despeñándose por las concavidades,

desamparado como el último ser de un planeta destruido,

empedernidamente solo en su viaje sin reposo,

derramado y transparente como brotado de la luz o del hielo,

frío como el aire tenso desde antes de su vida,

arrastrando más abajo,

hacia un tiempo sin pasado y sin medida

su muerte alquitranada,

su sombra imponderable.

Carretera Astral, El fantasma del faro Evangelistas

Tratamiento del color

Los colores predominantes del trabajo de comic e ilustración “Marenostrum” son el azul y el blanco, los que a su vez son colores vitales que atraviesan toda la obra poética de Rolando Cárdenas. El azul y sus variaciones simbolizan la violencia de los elementos a los cuales deben enfrentarse cotidianamente los guardafaros: el clima implacable, el mar como refugio y amenaza permanente, la incomunicación, la soledad como forma de vida. Tanto en el poema como en las ilustraciones, el color blanco posee semejanzas discursivas. El destello lumínico del faro, su alineación astral ante las constelaciones del hemisferio austral, protege al hombre y a su vez lo integra de manera más humana con la naturaleza. El color blanco también simboliza la presencia sobrenatural de la muerte, instalada en los islotes desde antes de la llegada del hombre. El uso del color en la obra general de Cárdenas es bastante explícito. Rolando Cárdenas, que poseía habilidades para el dibujo, conoce el mosaico cromático que tiñe las grandes extensiones de la Patagonia, e incorpora sus códigos a lo largo de toda su obra, siendo estos elementos parte fundamental con los que construye la mitología de su arte poética. El color blanco también representa en algunos pasajes una cierta claridad crepuscular y fantasmagórica que atraviesa buena parte del poema y del comic. Otros paralelos sobre el simbolismo que rodea el color blanco, y su relación con la obra de Cárdenas, puede encontrarse en obras como “Moby Dick”, de Herman Melville, y “El guanaco blanco” de Francisco Coloane. (Tratamiento del color, Metalenguajes sobre el fantasma del faro Evangelistas).

El fantasma del faro Evangelistas, ilustración: Juan Carlos Alegría; fotografía: Niki Kuscevic

Mitología y simbolismo en el fantasma del faro Evangelistas

Instaladas la vida y la muerte, entran en escena los últimos actores que protagonizan esta cosmogonía: 2 guardafaros aislados bajo las más duras condiciones imaginables. Drama exacerbado, incluso, por la precariedad de la posición en la cual se encuentran, sitiados no solo por el aislamiento y la soledad, si  no por la muerte: “una certeza terrible y verídica/ que se clavó como una mordedura delirante entre dos guardafaros/ prisioneros interminables meses de la soledad/ y de esos elementos desatados sin clemencia” (quinta estrofa), y además sin esperanza de ser rescatados. Ambos personajes simbolizan el sino que transita el hombre y la mujer del austro, ante las adversidades cotidianas que imponen los elementos, lo cual genera atributos de resistencia y adaptación que los convierten, en ultimo termino, en sobrevivientes.

La muerte, al tiempo que instaura el imperio de la soledad más patética, “un gran solitario sentía crecer el silencio como un escalofrío” (quinta estrofa), arrastra a la locura al sobreviviente “dejándolo más habitante enloquecido en su alta torre/ dueño absoluto de ese fanal del buen rumbo/ sólo un autómata alucinado y friolento” (quinta estrofa). Este autómata alucinado y friolento, aún así, velará por el cadáver del amigo, preservándolo largos meses hasta que el tiempo y el clima permitan su rescate. (Mitología y simbolismo, Metalenguajes sobre el fantasma del faro Evangelistas).

La Remolinera

“Una vez conformado este paisaje geológico, atraviesa el poema la presencia del ave conocida como La remolinera, un “minúsculo signo de vida vivaz y aterido” (tercera estrofa) en un escenario de violencia cosmológica. Ella, al representar la vida, plantea simbólicamente la presencia inminente de la muerte, anunciando el surgimiento del hombre, y su razón de ser en esos agrestes parajes: la presencia del faro, “necesariamente expuesto allí para horadar la noche” (cuarta estrofa), que ilumina el desplazamiento de naves y hombres a través de las aguas australes.” (Mitología y simbolismo, Metalenguajes sobre el fantasma del faro Evangelistas).

“El alma sencilla de los fareros confiaba en una curiosa señal de aviso: frecuentan los islotes unas avecitas negras, poco más grandes que las golondrinas de mar y cada vez que entran a los departamentos del faro o de la casa adyacente, sus moradores adquieren la certidumbre que al día siguiente llegará la escampavía.” (El faro Islotes Evangelistas y algunas referencias del servicio de señalización marítima, Sabino López Díaz, 1974). (Notas, Metalenguajes sobre el fantasma del faro Evangelistas.)

Originales, El fantasma del faro Evangelistas

Rolando Cárdenas y el fantasma del faro Evangelistas

Rolando Cárdenas sitúa su poema dramático, “El fantasma del faro Evangelistas”, perteneciente a su libro “Poemas Migratorios”,  de 1974, en los confines del islote Evangelistas, lugar enigmático, hermético y hostil, donde imperan condiciones climáticas extremas. Este faro habitado, que anuncia la entrada a la boca occidental del estrecho de Magallanes, en el Océano Pacífico, es el telón de fondo que escoge el poeta para llevar su discurso lírico a un paroxismo decadente sobre el aislamiento y la incomunicación, en una posición geográfica que categóricamente rechaza la presencia humana en sus dominios, eternamente asolados por el mar, el viento y la soledad. En un escenario reducido a la mínima expresión, perdido en medio de las vastedades del océano, rodeado de tempestades implacables, Cárdenas despliega un drama apocalíptico, protagonizado por un guardafaros y un cadáver, recluidos por el tiempo, el clima y los elementos. Antes que Cárdenas, estos islotes rocosos habían sido tratados literariamente por el Premio Nacional de Literatura del año 1964, Francisco Coloane, en el relato “La gallina de los huevos de luz”, inserto en su libro de 1941 “Cabo de Hornos”, protagonizado también por dos guardafaros del islote Evangelistas, cercados por el hambre y los instintos de supervivencia. (1)

Rolando Cárdenas, veinteañero, en sus tiempos de estudiante en el Barrio Prat, fotografía poco conocida que el poeta dedica a su amigo Rubén Bahamóndez, el 22 de mayo de 1953.

El imaginario de Rolando Cárdenas esta poblado de creencias, mitos y supersticiones provenientes del archipiélago de Chiloé. Este conocimiento, traspasado de generación en generación mediante la tradición oral, se proyecta al entorno austral donde nace el poeta, forjando en su carácter, a través del tiempo, el concepto de “atavismo chilote” (2), el cual impregna toda su producción literaria, fundada sobre una noción y tradición épica de la Patagonia, sus naufragios, enigmas y calamidades. Ello, sumado a la cosmovisión de las culturas australes, de las cuales Cárdenas era estudioso, da origen a una nueva mirada en la que se sintetizan elementos chamanísticos, etnográficos, fantásticos y antropológicos, los cuales sustancian su arte poética, por medio de la cual reescribirá y refundará un austro mítico, donde el tradicional paisajismo pictórico y literario dará paso a una Patagonia más humana, más dramática, más reflexiva, llena de contradicciones y defectos, pero al mismo tiempo genuina, coherente y atemporal.

Chico Alegría y Regidor Hernández

Habitualmente, suele encasillarse a Rolando Cárdenas en la poesía de los lares, corriente literaria que inaugura Jorge Teillier, poeta lárico por antonomasia. Tal denominación es imprecisa, ya que solo representa la punta del iceberg poético de Rolando Cárdenas, pues soslaya la tradición literaria austral, a la cual pertenece el poeta. Lo cierto es que la obra de Rolando Cárdenas elude esta “etiqueta literaria” por muchos aspectos, entre los cuales debe mencionarse su origen austral, el entorno de su obra, producida en otras latitudes, los elementos con que construye su poética y la coherencia de su forma de vida. Aunque algunos aspectos de su lírica pueden ser considerados afines a los postulados “láricos”, la macrovisión de vida y obra del autor lo retratan como un poeta eminentemente magallánico y universal. En todo caso, debe precisarse que Cárdenas se circunscribe con mayor propiedad a lo que se conoce en Chile como la generación literaria de 1950.

Poemas Migratorios, Rolando Cárdenas, 1974

El libro “Poemas Migratorios”, al cual pertenece “El fantasma del faro Evangelistas” (páginas 35, 36, 37 y 38 del libro original de 1974), es un texto que refleja la madurez de Rolando Cárdenas, y contiene abundantes notas del autor sobre el contenido de los poemas, notas vitales que ayudan a la comprensión de su arte poética. Este libro es innovador en cuanto a la estructura literaria, dentro de la obra de Cárdenas, debido a la inclusión de las notas explicativas. En cuanto al lenguaje, Cárdenas establece una continuidad con sus dos primeras obras: “Transito Breve” (1959) y “En el invierno de la provincia” (1963). “Poemas Migratorios” se divide en dos partes, la primera es “La Tierra”, y la segunda “El Mar”. Cárdenas, se sirve del poema épico “Viaja la tierra y la circunda el mar”, como pórtico o introducción general de la obra, de acuerdo a sus propias palabras:

“Obedece, en este caso, a un modo de prólogo en el que se mezclan los diversos materiales poéticos que más tarde se desarrollan por separado en los distintos poemas que conforman este trabajo.” (Rolando Cárdenas, Nota Nº 1, pagina 51, “Poemas Migratorios”, 1974).  (Rolando Cárdenas y el fantasma del faro Evangelistas, Metalenguajes sobre el fantasma del faro Evangelistas).

Nota #5, página 51, Poemas Migratorios

El fantasma del faro Evangelistas

Estilo y estética

Existen coincidencias y semejanzas en la evolución estilística entre Rolando Cárdenas y Juan Carlos Alegría. Ambos autores, al momento de publicar “El fantasma del faro Evangelistas” y “Marenostrum”, respectivamente, se encuentran inmersos en la madurez de sus procesos creativos. Cárdenas publica “Poemas Migratorios” en 1974 a la edad de 41 años, y Alegría en 2011 a los 53 años. Cárdenas publicará posteriormente “Que, tras esos muros” en 1986, y “Vastos Imperios”, su testamento poético publicado póstumamente en 1994, junto a la edición de sus obras completas.

En tanto, luego de “La Peste”, Alegría comienza a derivar hacia otro discurso de forma, pero especialmente de contenido. Este quiebre se visualiza con la publicación de la revista “Pingüino Mutante” (Nº 1, diciembre 2001), donde Alegría ilustra una historia con elementos y monólogos shakesperianos, tomando como protagonista a Peter Arroyo, uno de los referentes del movimiento psicodélico austral. Aquí, al tiempo que Alegría refleja un paso importante en su maduración creativa, hace un reconocimiento al trabajo de Will Eisner y su ejercicio gráfico “Hamlet en el tejado”: “Este trabajo representa un ejemplo de una situación clásica: la del autor contra el dibujante. Éste debe decidir al principio cual va a ser su enfoque. O visualizar, servilmente, lo que está en la mente del autor, o embarcarse en la balsa de las palabras del guionista, pero en un mar visual de su propia invención” (7). En esta misma publicación, Alegría da a conocer, junto al guionista argentino Pablo Baca, dos capítulos de la primera novela gráfica publicada en Magallanes, el thriller esotérico “Procusto”.

Pingüino Mutante N° 1, página 5, viñeta I, Diciembre 2001

Durante el Primer Encuentro de Comic e Ilustración de la Patagonia, realizado en Punta Arenas durante el invierno del año 2000, Alegría estuvo junto a Juan Marino Cabello, quien proyectó desde los micrófonos del Radioteatro, a las viñetas del comic, su personaje “El siniestro Dr. Mortis”: “A veces, en medio de una conversación, surgía la mítica carcajada del Dr. Mortis, era algo espeluznante y perturbador”.

El siguiente paso en la evolución de Alegría se puede observar con la publicación del N° 2 de la revista “Pingüino Mutante”, en 2008. Alegría produce un trabajo de ilustración en blanco y negro, inspirado en los textos dramáticos escritos por el actor y dramaturgo magallánico Rodrigo Álvarez (Punta Arenas, 1951-2008), basado en la vida de la rusa Sara Braun Hamburger, poseedora de una de las mayores fortunas de Sudamérica.

Alegría pudo conversar con Rodrigo Álvarez, sobre el comic inspirado en su texto dramático: “Le entregué la revista y quedó sorprendido. Encontró muy valiosa la idea de llevar al comic su teatro”.

"Sara Braun, epitafio", Pingüino Mutante N° 2

Este trabajo de ilustración, llamado “Sara Braun, Epitafio”, amerita per se un estudio y precisa una difusión más acabada. Existe un pasaje en la obra, que aun no ha sido comentado ni estudiado debidamente, que con seguridad, será considerado como viñeta clásica del comic austral, este momento se produce cuando el lápiz de Alegría hace volar, literalmente, la imponente torre de entrada del solemne camposanto magallánico, aquella que, según el mito, solo atravesaría por única vez la mismísima Sara Braun durante sus exequias. (Pingüino Mutante N° 2, página 5, viñetas XIV, XV y XVI.)

Pingüino Mutante N° 2, página 5, viñetas XIII, XIV, XV y XVI

Feria del Libro Dinko Pavlov

Programación oficial de actividades XIV Feria del Libro de Magallanes

“Dinko Pavlov Miranda” 2010

INVERNADA EN LA PATAGONIA 2010

Desde el 16 al 24 de julio, de 10:00 a 21:00 horas

Centro de Emprendimiento y cultura José Menéndez #741

VIERNES 16 DE JULIO:

16:00 hrs., Salón Pacífico -2do Piso:

Inauguración Oficial de la XIV Feria del Libro de Magallanes “Dinko Pavlov Miranda”. En representación del poeta Dinko Pavlov se dirigirá a los presentes Miroslava Martinez. Presentación del Grupo de Teatro “El Chuzo”. Palabras del Sr. alcalde don Vladimiro Mimica Cárcamo.

17:30 hrs., Rincón infantil

Jornada de Cuenta – cuentos y animación a la lectura.

19:00 hrs., Salón Pacífico -2do Piso:

Pasto Seco con el Taller “Verso Cantado” e Invitados.

SÁBADO 17 DE JULIO:

15:00 hrs., Rincón Infantil

Cuenta – cuentos para niños y familia, con Eli Guzmán.

17:00 hrs., Sala de actividades

Cuenta – cuentos e historias de todo Chile, con Eli Guzmán e invitados.

18:00 hrs., Sala de actividades: Mesa Literaria. Labor social de autores, metodologías y proyectos que benefician el fomento del libro y la lectura. Con las escritoras Maruja Scott, Tamara Águila y Ana Marlen Guerra y Marioly Leiva, entre otras invitadas. Modera Rosario Chavol.

19:00 hrs., Salón Pacífico

Ana Marlen Guerra presenta al poeta, cantautor y artista visual Roberto Yánez e Invitados.

DOMINGO 18 DE JULIO:

15:00 horas: Rincón Infantil

Cuenta –cuentos para niños y familia, con Eli Guzmán

17:00 horas: Sala de actividades

Cuenta – cuentos y lectura de poesía infantil.

18:00 Horas, Sala de actividades

Juan Carlos Muñoz Alegría, Víctor Hernández y Niki Kuscevic presentan una introducción al trabajo de investigación “Marenostrum”, basado en el texto del poeta Rolando Cárdenas “El Fantasma del Faro Evangelistas”, inserto en el libro “Poemas Migratorios” (1974).

19:00 Horas, Sala de actividades

Presentación del grupo taller literario de Punta Arenas “LeeTras de los miércoles”, dirigido por Rosario Chavol. Recital poético.

LUNES 19 DE JULIO:

10:00 horas. Sala de actividades

Taller de Cuenta –cuentos con muñecos para todo público, especialmente para animadores a la lectura, actores y otros oficios ligados al teatro y fomento lector.

11:30 horas. Salón Pacífico

Cine Infantil: “Alvín y las Ardillas”.

11:30 horas. Salón de exhibición libros

Pasacalle literario.

15:00 horas. Salón Pacífico.

Cine Familiar: “Kumepeuma, sueños de un pueblo williche”.

15:00 horas. Rincón infantil.

Cuenta cuentos y animación a la lectura para niños

16:00 Horas. Sala de actividades.

Taller de poesía con estudiantes becarios de la Fundación Pablo Neruda.

19:00 Horas, Sala de actividades:

“Conmemoración del centenario del natalicio de Francisco Coloane (Chiloé, 19 de julio de 1910).”

Introducción: Adaptación para Radioteatro de la obra “Tierra del Fuego”, de Francisco Coloane, por Marco Bahamonde e invitados.

Coloane y la Patagonia: Pavel Oyarzún y Oscar Barrientos Bradasic analizarán la vida y obra del Premio Nacional de Literatura año 1964.

19.00 Horas. Tertulia literaria vecinal en Población Monseñor Boric, participan escritores e invitados de la Feria del Libro.

20:00 Horas, Sala de actividades:

Oscar Barrientos Bradasic presenta el libro de poemas del escritor Germán Carrasco, “Ruda” (Editorial Cuarto Propio).

MARTES 20 DE JULIO:

10:00 horas. Sala de actividades

Taller de Cuenta –cuentos con muñecos para todo público, especialmente para animadores a la lectura, actores y otros oficios ligados al teatro y fomento lector.

11:00 horas. Salón Pacífico

Cine Infantil: “Avatar”.

11:30 horas. Salón de exhibición libros

Pasacalle literario.

15:00 horas. Salón Pacífico.

Cine Familiar: “Coco Channel”

15:00 hrs. Rincón Infantil.

Cuenta cuentos y animación a la lectura para niños

16:00 Horas, Sala de actividades:

Taller de poesía con el escritor Germán Carrasco.

19:00 Horas, Sala de actividades

Presentación del  Grupo Literario “Amantes de las Letras”, dirigido por Jaime Riquelme. Participación del cantante lírico Luís Oyarzún, Roberto Díaz, Mónica Álvarez, Edith Díaz, Ángel Ulloa, Triana Barría y el Coro del INP.

20: 00 Hrs, Sala de actividades:

Encuentro con el profesor, escritor e investigador Renato Cárdenas, presentado por Víctor Hernández.

MIÉRCOLES 21 DE JULIO:

10:00 horas. Sala de actividades

Taller de Cuenta –cuentos con muñecos para todo público, especialmente para animadores a la lectura, actores y otros oficios ligados al teatro y fomento lector.

11:00 horas. Salón Pacífico

Cine Infantil: “La Princesa y el Sapo”

11:30 horas. Salón de exhibición libros

Pasacalle literario.

15:00 horas. Salón Pacífico.

Cine Familiar: “Decisiones extremas”

15:00 hrs. Sala de actividades

Taller de creación y Literatura con escritores becarios de Fundación Pablo Neruda.

15:00 hrs. Rincón Infantil

Charlas para niños y jóvenes “Develando la Patagonia Fósil – Dinosaurios en nuestra tierra” a cargo del Doctor Marcelo Leppe.

19:00 Horas: Sala de actividades

Mesa sobre Poesía Chilena: Escritores y escritoras celebran la poesía chilena y sus más destacados autores, junto a Ana Marlen Guerra, Camila Haro, Oscar Barrientos Bradasic, Pavel Oyarzún Díaz, Germán Carrasco, Víctor Hernández y Hernán Haro.

19:00 Hrs., Tertulia Literaria Vecinal en Población Pablo Neruda, participan escritores e invitados de la Feria del Libro.

20:00 Horas: Sala de actividades

Presentación del nuevo trabajo literario de Niki Kuscevic: “Estudio de una Imagen” (Mosquito Comunicaciones 2010). Presentan: Pavel Oyarzún, Oscar Barrientos Bradasic, Víctor Hernández y Juan Carlos Muñoz Alegría.

JUEVES 22 DE JULIO:

10:00 horas. Sala de actividades

Taller de Cuenta –cuentos con muñecos para todo público, especialmente para animadores a la lectura, actores y otros oficios ligados al teatro y fomento lector.

11:00 horas. Salón Pacífico

Cine familiar: “Antártica: la aventura de un lugar único”

11:30 horas. Salón de exhibición libros

Pasacalle literario.

15:00 horas. Salón Pacífico.

Cine Familiar: “Punta Arenas, la Perla del Estrecho”

15:00 hrs. Rincón Infantil

Charlas para niños y jóvenes: “Volcanismo Explosivo –dinamitando el clima, el fuego de la Patagonia, a cargo de Stefan Kraus.

16:00 hrs., Sala de Actividades;

Taller de creación y Literatura con escritores becarios de Fundación Pablo Neruda.

19:00 hrs., Sala de Actividades

Mesa Literaria: “Escrituras de la Memoria”, Ana Marlen Guerra presenta el trabajo de Milena Gallardo, Licenciada en lengua y literatura hispánica, Universidad de Chile.

19.00 Hrs. Tertulia literaria vecinal en Población Dubrasic, participan escritores e invitados de la Feria del Libro.

20:00 horas, Sala de actividades:

Presentación de la Agrupación Femenina Literaria Regional “AFELIRE”, dirigida por Maruja Scott. Recital Poético.

VIERNES 23 DE JULIO:

10:00 horas. Sala de actividades.

Taller de Cuenta –cuentos con muñecos para todo público, especialmente para animadores a la lectura, actores y otros oficios ligados al teatro y fomento lector.

11:00 horas. Salón Pacífico.

Cine Infantil: “Avatar”

11:30 horas. Salón de exhibición de libros.

Pasacalle literario.

15:00 horas. Salón Pacífico.

Cine Familiar: “Antártica: la aventura de un lugar único”

15:00 hrs. Rincón Infantil

Cuenta cuentos para niños y jóvenes, con Eli Guzmán.

16:00: Sala de actividades:

Encuentro sobre escritura infantil con Floridor Pérez y escritores jóvenes, docentes y público adulto.

17.00 Horas. Presentación Literaria para la Familia en Hall de Zona Franca.

19:00 horas. Tertulia Literaria Vecinal en Río de la Minas, con los invitados para la Feria.

19:00 Horas, Sala de actividades:

Robin Vega presenta a Pavel Oyarzún  y su última novela: “Barragán” (LOM Editores).

20:00 Horas, Sala de actividades: Presencia Literaria de Floridor Pérez.

SABADO 24 de julio:

12:00 Horas, Patio de Luz:

Ceremonia de entrega de libros y textos, donados por las editoriales y libreros participantes de la XIV Feria del Libro de Magallanes “Dinko Pavlov Miranda”, a bibliotecas populares de Magallanes (Población Pablo Neruda y Loteo del Mar). Palabras de la Sra. Victoria Molkenbuhr S. Directora del Departamento de Gestión Cultural de la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas.

15:00 hrs., Salón Pacífico.

Presentación taller de Cuenta – Cuentos

16:00 hrs., Rincón Infantil

Encuentro de los niños, jóvenes y la familia con Floridor Pérez.

17:00 hrs., Salón Pacífico.

Presentación de poesía/improvisación musical urbana regional

18:00 Horas, Sala de actividades:

Monólogo de Mauricio Guichapany.

Mesa de dramaturgia magallánica. Diagnóstico de la actividad teatral con Marco Bahamondez, Mauricio Guichapany, Marco Bastidas y Mauricio Bahamondez.

20:00 Horas, Sala de actividades:

Letras como objeto y objetivo de proyectos culturales regionales. Nuevos proyectos de escritura. Mesa literaria de conversación con Karin Oyarzo, Jasna Hidalgo y Robinson Vega del Grupo de Amigos de la Lectura y el Arte, GALA; Milena Gallardo de Edukrearte; el poeta Miguel Bórquez, el narrador  Rodrigo Mimiza, y becarios de la Fundación Pablo Neruda.

***



Franco Bianco, Juan Godoy y Víctor Hernández

Nota de Prensa, en el marco de la XIII Feria del Libro de Magallanes (agosto, 2009)

Una investigación histórica que busca rescatar la figura del aventurero aéreo magallánico Franco Bianco y su proeza de 1936, es parte del trabajo que se encuentra desarrollando el escritor regional Víctor Hernández.
El autor es uno de los invitados a la XIII Feria del Libro de Magallanes “Carlos Vega Letelier” que se desarrolla hasta el sábado 22 de agosto en el Centro de Emprendimiento Cultural (Ex Ceia) en calle José Menéndez 741. La organización es de la filial regional de la Sociedad de Escritores de Chile (Sech) y además este parte es parte de la Invernada en la Patagonia del municipio.
El Fondo de Provisión Cultural del Gobierno Regional año 2009 financia este evento donde participan unas 15 editoriales nacionales y 7 regionales, exponiendo más de 15 mil libros.
“Voy a presentar un trabajo de investigación histórica que vengo desarrollando hace más de 5 años sobre la proeza realizada por el aventurero magallánico Franco Bianco, quien en 1936 realizó con su avión Saturno un vuelo catalogado por los expertos en aviación en el mundo como ‘imposible’ al unir Punta Arenas -sin escalas-con Puerto Montt y con Santiago”, señaló el autor Víctor Hernández.
El escritor hoy a las 18,00 horas presentará el trabajo en desarrollo de “Investigación sobre Franco Bianco” en la Feria del Libro, con una introducción de Niki Kuscevic.
“El no se quedó solamente en Santiago, sino que después con su pequeño avión cruzó la cordillera de los Andes, llegó a Mendoza, luego a Buenos Aires, para así realizar un raid de vuelta hacia Punta Arenas por la Patagonia argentina, algo que nadie había hecho antes”, explicó Hernández.
Añadió que “por este motivo, Bianco recibió en 1936 un premio especial Harmon que solamente se lo dan a los pilotos más célebres del mundo, como Charles Lindbergh (cruzó el Atlántico) y Rene Bleriot (Canal de la Mancha)”.
Recalcó que “Franco Bianco es un personaje injustamente olvidado en la historia magallánica y lo que queremos hacer no es sólo un trabajo de investigación sino que una novela histórica que haga un recuento del suceso. Está en desarrollo y se va empezar a publicar a fines de año”.
“En el caso de Bianco, la importancia es que el viaje que realizó despejó la incógnita de que se prohibía realizar vuelos a Magallanes porque se consideraba imposible”, agregó.
Hernández se ha especializado en la novela y el ensayo con publicaciones como “Se vende país de clones”, “Aproximación a Juan Godoy y la generación de 1938” y “Restauración del puerto libre”.

“Sangre de Murciélago”, (Novela), Ediciones Prensa Latinoamericana, Prólogo de Lina Schalchly, Santiago, 1959.

“La conquista de la inmortalidad”, por Hugo Goldsack (extractos).

(…) Estaban una mañana algunos de sus amigos (de Juan Godoy) en el viejo “Bosco”, hoy desaparecido, en la Alameda, hablando, como siempre de estética y de arte, cuando apareció repentinamente Juan, en su estado habitual, es decir, bastante mareado, pese a que aún no sonaba el cañonazo del mediodía. Sin mayores preámbulos, se dirigió al maestro Israel Roa (*), príncipe de pintores, que se servía una pacífica cerveza, y mostrándole un cigarrillo apagado que llevaba en la boca, le ordenó ásperamente:

-¡Enciéndemelo!

Ante el silencio indiferente de Roa, agregó:

-Aprovecha de pasar a la inmortalidad. Porque los historiadores dirán: … y aquel mediodía, un hombrecillo desconocido, de nombre Israel Roa, tuvo el honor de prenderle el cigarrillo al más excelso escritor del mundo…

Mirándolo de hito en hito, Roa murmuró:

-¿Y por qué no paso al tiro a la inmortalidad?

Y le lanzó una bofetada que hizo añicos el cigarrillo de Godoy. Irma Isabel Astorga y otros contertulios se levantaron velozmente para intentar socorrerlo, pero Juan, sonriendo mefistofélicamente, tomó una silla y sentándose al lado de Roa, le dijo sin pizca de resentimiento:

-De todos modos te aseguraste la fama. Este minúsculo incidente acaba de salvarte.

Una carcajada general subrayó la paz de los genios.

(*) Israel Roa, Premio Nacional de Arte 1985, ilustró textos de Juan Godoy como: “El Gato de la Maestranza” y “Sangre de Murciélago”.

 

Itinerancia Literaria

Nota de Prensa durante la clausura de la Itinerancia.

Los escritores magallánicos  Pavel Oyarzún, Victor Hernández, Oscar Barrientos y Niki Kuscevic encabezaron, en compañía del Director Regional de Cultura, Fernando Haro, el “Diálogo Literario Regional y Programas de Estudio”, actividad cierre de la Itinerancia Literaria realizada por distintas comunas de la región gracias al Programa Acceso Regional del Consejo Regional de la Cultura y las Artes.

El diálogo se desarrolló en la Universidad de Magallanes con estudiantes de todos los niveles de Pedagogía en Castellano y Comunicación, quienes fueron acompañados por la jefa de carrera Mabel Arratia.

La itinerancia, que comenzó en el mes de abril de 2008, fue efectuada por los cuatro escritores y contempló las comunas de Laguna Blanca, Puerto Natales, Porvenir y Punta Arenas, con el objeto de ampliar la cobertura y acceso a instancias de formación en materia artístico-cultural.

Así, quienes se reunieron con los literatos e investigadores pudieron pensar, reflexionar y sostener debate acerca de la identidad local, reconociéndose a sí mismos, abriendo las posibilidades de cambio y desarrollo personal y colectivo.

En Laguna Blanca había gran cantidad de jóvenes talentos con la expectación de publicar sus trabajos, en Puerto Natales existió una interesante discusión acerca de los beneficios del Puerto Libre y en Porvenir se encontraron con una sorprendente inquietud literaria, según relato Víctor Hernández en el diálogo con los estudiantes de la Umag.

Los autores plantearon la importancia de rescatar obras magallánicas y nacionales olvidadas en los planes de estudio, lo que propusieron como meta para los futuros docentes.

El Programa Acceso Regional del CNCA pretende promover la descentralización del arte y la cultura, ampliando el acceso de los ciudadanos a los bienes y servicios artísticos y culturales a nivel regional, provincial, comunal y barrial.

Víctor Hernández y Pavel Oyarzún caminando por el borde costero de Porvenir

Crónicas Australes, Julio Ramírez Fernández

Don Julio Ramírez Fernández trabajando en el diario “La Verdad”

publicación precursora de “La Prensa Austral”, 1940.

Presentación:

El el 26 de marzo de 2010 se presentó en la ciudad de Punta Arenas, Chile, el trabajo de investigación historiográfica “Julio Ramírez Fernández, Obras Completas, Tomo I: Crónicas Australes“. La obra contó con una introducción hecha por el distinguido educador don Fulvio Molteni Torres, ante una gran audiencia de público, entre quienes se encontraban hijas, nietos y bisnietos del profesor Ramírez Fernández, colegas y ex alumnos, docentes, numerosos jóvenes, amigos y público en general, que dieron un marco solemne a la presentación. En la ocasión, el autor Niki Kuscevic leyó una reseña sobre los principales hitos de la vida del profesor Ramírez Fernández.  Desde aquí enviamos un cordial reconocimiento a quienes impulsaron esta actividad desde el primer momento: Editorial Ateli y Ackzión Kultural. Una especial mención para don Jaime Bustamante, de “Patagonia Musical“, quien nos abrió su sitio web, dedicado a la divulgación histórica del arte musical y la cultura en la Patagonia Austral.

Aspecto de la presentación

A modo de Introito

Se acaba de publicar en Punta Arenas, el trabajo de investigación historiográfica “Julio Ramírez Fernández, Obras Completas, Tomo I, Crónicas Australes”, (322 páginas), del autor magallánico Niki Kuscevic, impreso por Editorial Ateli, donde se reúne el trabajo teórico debido a la pluma del profesor Julio Ramírez Fernández (1911-1982), que comprende crónicas, semblanzas y apuntes literarios esparcidos en diversos medios de comunicación, a partir de la primera mitad del siglo XX. En el texto de la obra, se privilegian los artículos en los cuales el maestro Ramírez retrata la sociedad magallánica durante las décadas de 1940, 1950, 1960 y 1970, teniendo como telón de fondo motivos, temas y escenas de la Patagonia austral, incluyéndose crónicas sobre vecinos prominentes, personajes populares, recordados deportistas, esforzados pobladores, regidores políticos, dirigentes, pioneros y adelantados de la zona; análisis de publicaciones literarias de autores de la realidad austral de aquella época; las principales investigaciones publicadas por historiadores y estudiosos como Alfonso Aguirre Humeres, Manuel Zorrilla C., Robustiano Vera, y Lucas Bonacic-Doric; así como también, puede constatarse la paulatina desaparición de los principales usos, costumbres, lugares típicos, y edificaciones tradicionales de la identidad patagónica; pero por sobre todo esta obra reúne una reseña promisoria e histórica, prácticamente desconocida, de los más importantes educadores, instituciones, centros de cultura y conocimiento que han distinguido históricamente a Magallanes.

El profesor Julio Ramírez Fernández ejerció el magisterio en Punta Arenas desde el 29 de junio de 1940 hasta mediados del año 1975, fecha de su jubilación. Durante este lapso de tiempo brilló en el epicentro del mundo de las letras australes como insigne formador de innumerables generaciones de jóvenes magallánicos. Desde su tribuna, analizó el devenir de escritores locales, chilenos y extranjeros, haciendo un énfasis significativo, por su formación académica, en aquellos autores cuya lengua era la castellana. No debe olvidarse que el profesor Ramírez Fernández fue discípulo del otrora gran maestro, don Mariano Latorre Court, Premio Nacional de Literatura 1944, inscribiéndose en la histórica generación de 1938 que hizo factible la llegada a la presidencia de la nación, del profesor de castellano y miembro del Partido Radical, don Pedro Aguirre Cerda (1879-1941).

A través de la vida y obra de este preclaro maestro, se pueden recorrer y comprender de manera primigenia, las principales corrientes de pensamiento que oxigenaron aquella época; episodios fundacionales de la historia del periodismo y los medios de comunicación en la Patagonia; el avance de excelencia en el progreso del deporte y la educación, la evolución histórica, ética e intelectual de la sociedad austral, y la forma altruista en que se practicaba la política durante un período turbulento, como fueron los complejos decenios de 1940, 1950, 1960 y 1970.

Don Julio Ramírez Fernández  perteneció a la impronta de maestros que fundaron la primera Universidad Popular que recuerda toda la Patagonia chileno argentina, admirable iniciativa gestada durante el año 1946. Este profesor junto a educadores de la envergadura de Rene Ramírez Garrido, Director de la Academia de Historia del Liceo de Hombres, y Hugo Daudet Jofré, fundador del diario La Prensa Austral, entre otros, reviven el proyecto de los maestros anarquistas de principios del siglo XX, cuya génesis vuelve a sentirse en la Patagonia durante todo ese lustro. En tales circunstancias, este experimento educativo sobresale a nivel nacional con características utópicas, y es tomado como modelo para realizar un trabajo sin parangón en los anales de la Educación Popular de todo el austro americano. En este contexto, muchos maestros pertenecientes a la generación del profesor Ramírez Fernández, conocedores de esta labor didáctica, e imbuidos de este noble postulado, de una u otra forma desarrollan el concepto de Universidad Popular en diversas ciudades de Chile, en particular al alero de las antiguas y apreciadas Escuelas Nocturnas, donde se alfabetizaba a adultos, campesinos y obreros. En Magallanes introdujo junto a otros grandes maestros egresados del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, las nuevas teorías de enseñanza, alejando la educación del excesivo academicismo propio del siglo XIX. De esta manera, los métodos de Dewey, Ferrière, Cousinet, Gentile y Lombardo-Radice, entre tantos otros, hacen mella y crean escuela en la juventud austral, siguiendo las más importantes corrientes pedagógicas contemporáneas. Estos nuevos criterios educativos acentúan una relación directa con el alumnado, donde los profesores dejan de ser simples maestros del aula y se convierten en el derrotero en el cual la juventud deposita su confianza. Los maestros suelen impartir sus horas pedagógicas muchas veces lejos de las salas de clases e impregnan a sus alumnos con el conocimiento cotidiano, forjando de esta manera una férrea relación alumno-profesor, basada en el respeto, la tolerancia y la camaradería.

La fecunda labor pedagógica desplegada por el profesor Ramírez Fernández coincide con el trabajo señero y la visión apocalíptica que los nuevos maestros egresados del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, a contar del año 1938, proyectaron en las aulas. A partir de aquella época emerge una pléyade de educadores, a los que deben sumarse aquellos formados en la tradición Normalista, casi siempre alrededor de la Escuela Normal Superior José Abelardo Núñez de Santiago, como también del afamado Instituto Pedagógico de Valparaíso. Estos maestros comprometidos no solo con la actividad artística y cultural, sino también poseedores de opinión política y conciencia social, entronizan una de las transformaciones más profundas de toda la historia de la pedagogía en América. Este ideario pedagógico permite que el conocimiento llegue a los más ignotos lugares de nuestra patria, modificando el quehacer social de la entonces provincia de Magallanes, y de nuestra nación en su conjunto. Tales docentes, partiendo por don Julio Ramírez Fernández, perfilaron un acervo historiográfico y cultural que amerita abordarse a través de una recuperación sistemática, pues en este periplo se encuentra el tejido y andamiaje elemental de todo el proceso sociocultural que definió a la comunidad magallánica durante la segunda mitad del siglo XX, y cuyo contenido y análisis hasta el día de hoy se encuentra disperso y requiere una precisa y analítica interpretación, para poder comprender de mejor manera los fenómenos propios del desarrollo acérrimo de las sociedades australes.

Como corolario de este proyecto de investigación, se realizó una presentación abierta a toda la comunidad el día 26 de marzo de 2010, en dependencias de la antigua Escuela N° 1 de la ciudad de Punta Arenas. Este añejo edificio cumple, en plena época del Bicentenario, 110 años de historia. La obra fue presentada por el distinguido educador don Fulvio Molteni Torres, ante una gran audiencia, entre quienes se encontraban hijas, hijo, nietos y bisnietos del profesor Ramírez Fernández, colegas, ex alumnos y jóvenes estudiantes. Lo sobresaliente de la actividad fue proyectar nítidamente el espíritu que inspiró este trabajo, el cual pretende que nuevas generaciones tanto de educación básica, media y superior se impregnen de un pasado paradigmático que atañe a Magallanes, y cuyas resonancias, recién hoy, en los albores del bicentenario de la república, comienzan a vislumbrarse.

Opúsculo, “Inmortalidad del Quijote”, 1947.

Reseña Histórica pronunciada el 26 de marzo de 2010

El profesor Julio Ramírez Fernández (Chañaral, provincia de Atacama, 16 de junio 1911 - Punta Arenas, 7 de noviembre de 1982) cultivó durante cuatro décadas, en la región de Magallanes, una vida dedicada a la docencia, la literatura, el periodismo y el servicio público, sobresaliendo por sus cualidades humanas como dirigente deportivo, regidor político y miembro de preclaras instituciones sociales.

Formado en el antiguo Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, bajo la visión del profesor de castellano y Premio Nacional de Literatura 1944, don Mariano Latorre (1886-1955), el profesor Julio Ramírez Fernández pertenece y se circunscribe junto a otros notables profesores de castellano, matemáticas, ciencias, artes y filosofía, y escritores como Nicasio Tangol (1906-1982), Juan Godoy (1911-1981), Nicomedes Guzmán (1914-1964), Oscar Castro (1910-1947) y Carlos Droguett (1912-1996), al movimiento intelectual conocido como Generación de 1938. Estos intelectuales y profesionales de vanguardia de la época, construyeron una conciencia social que maduró en el advenimiento del llamado Frente Popular, encabezado por su mayor referente, el profesor de castellano, abogado y doctor en Derecho Financiero y Administrativo de la Universidad de la Sorbonne, el radical Pedro Aguirre Cerda, que constituyó por primera vez en la república de Chile el ascenso democrático de las clases medias y más desposeídas al poder, en las elecciones de 1938, con una diferencia de 4.000 votos, cifra que muchos estudiosos adjudican al universo electoral de la Provincia de Magallanes, que votaba por primera vez en una elección presidencial, estrenando su naciente derecho a voz y voto, obtenido bajo el primer gobierno de Carlos Ibáñez del Campo (1927-1931), gracias al cambio de denominación administrativa, de Territorio por Provincia, lo cual se tradujo en la histórica posibilidad que los Magallánicos escogieran por primera vez a sus propias autoridades. En este contexto, fue elegido el primer diputado por Magallanes, Manuel Chaparro Ruminot en 1933, y elegido edil Ernesto Pisano Blanco en 1935, ambos del Partido Regionalista, binomio que se interrumpe con la elección del primer diputado socialista por Magallanes, en 1937, en la figura de Juan Efraín Ojeda, quien se convierte a la edad de 27 años recién cumplidos, en el parlamentario más joven que ha tenido Chile en toda su historia política.

Esta generación intelectual, en la cual se encuentra inserto el profesor Ramírez Fernández, que propició y presenció estos cambios sociales, también conocida como Generación del Centenario, dará un  giro dramático y progresista al conocimiento artístico, cultural, deportivo, político y social de todo el país. En este sentido, la llegada del joven profesor de castellano don Julio Ramírez Fernández a Punta Arenas, también coincide con la dictación de la visionaria Ley de Enseñanza Técnico Profesional, del 26 de agosto de 1940, durante el gobierno de Pedro Aguirre Cerda, a exactos 20 años de haberse dictado la famosa Ley de Educación Primaria Obligatoria. Los principales cimientos y efectos educativos en la zona deben encontrarse en la creación de la Escuela Industrial “Armando Quezada Acharán” y la Escuela Técnica Femenina de Punta Arenas, junto a la Escuela Consolidada de Puerto Natales, hoy Liceo Politécnico Luís Cruz Martínez. No debe olvidarse que esta Ley de Enseñanza Técnico Profesional hizo factible en el país la creación de la Universidad Técnica del Estado en 1947, durante el gobierno del presidente Gabriel González Videla, y que gradualmente, fueron instalándose distintas sedes regionales que sumaron en total 8 a todo lo largo del país. En Magallanes cobró fama su sede regional, fundada el día 2 de mayo de 1961, fecha simbólica, que curiosamente se remonta a las antiguas fechas de fundación de las escuelas más antiguas de la Patagonia: la Escuela N° 2 de Niñas, fundada el 2 de mayo de 1868, y la célebre Escuela Superior de Hombres N° 1, fundada el 2 de mayo de 1900, en la cual nos situamos en estos momentos, Señoras y Señores.

El maestro Julio Ramírez Fernández, luego de contraer matrimonio con la señorita Eliana Johnstone Valdés en la ciudad de Santiago, arriba a Magallanes un 29 de junio de 1940, el mismo día en que se fundaba en la ciudad de Punta Arenas, Radio Polar. A su llegada a Magallanes en pleno invierno de 1940, y como lo demuestran los estudios más serios de la época, el profesor Julio Ramírez Fernández se encontró con un Punta Arenas que por muchos aspectos seguía anclado en la década de 1920, una ciudad que había sufrido, además de las duras consecuencias sociales y económicas de la Primera Guerra Mundial, la funesta instauración en Magallanes del Servicio de Aduanas en 1912, lo que cercenó las atribuciones económicas que hasta el momento habían impulsado el progreso de Magallanes, amparado bajo el régimen de la Ley Original de Puerto Libre del año 1867. Todo esto, sumado a la apertura del Canal de Panamá en 1914, terminó por sepultar la estratégica posición geopolítica y económica que enarbolaba el estrecho de Magallanes a través del tránsito naviero, trayendo consecuencias dramáticas e inmediatas para el desarrollo político, económico, social y cultural de Magallanes. Desde esta perspectiva, Punta Arenas contaba a su favor solamente con la visión futurista de sus habitantes, lo que sumado al auge del Partido Regionalista en la búsqueda de fórmulas que permitieran atenuar el aislamiento geográfico y económico en que estaba inmersa, la llevaran a retomar el rumbo progresista de fines del siglo XIX y principios del siglo XX, abriendo el camino para un nuevo desarrollo social y cultural que culmina con la promulgación de la Ley N° 12.008, de Restauración del Puerto Libre, durante 1956, inaugurando una época de progreso y bienestar para todos los habitantes de Magallanes.

A poco andar de su arribo a playas magallánicas, el profesor Julio Ramírez Fernández entabla amistad con don Hugo Daudet Jofré, quien lo invita a colaborar, durante 1940, en el diario “La Verdad”, precursor de “La Prensa Austral”, inaugurada un 25 de agosto de 1941, en donde don Julio Ramírez Fernández comienza a destacar con un trabajo único e innovador en las letras y el periodismo magallánicos, fundando el espacio de divulgación cultural denominado “La Página Literaria de los Miércoles”, iniciándose el 6 de mayo de 1942, con una crónica sobre el trabajo y la obra del escritor chileno Manuel Rojas y su novela “Lanchas en la Bahía” (1932), donde además, colaboraron numerosos escritores magallánicos, inéditos y consagrados, y se publicaron también documentos pedagógicos de los alumnos de los diversos establecimientos escolares de Punta Arenas. Es decir, los alumnos de Humanidades o Secundaria, de aquella época, podían dar a conocer a través de esta página literaria sus investigaciones históricas, ensayos literarios, composiciones y trabajos de dramaturgia, prosa y lírica, compartiendo el espacio, nada menos, que junto a escritores como Osvaldo Wegmann Hansen, Marino Muñoz Lagos, Jorge Rubén Morales y Francisco Coloane. De esta manera, el profesor Julio Ramírez Fernández establecerá por un espacio de aproximadamente 40 años, en medios como “El Magallanes”, “La Prensa Austral”, “Noticias Gráficas de Magallanes”, las revistas “Cruz del Sur”, “Germinal” del Liceo de Hombres, y “Despertar” del Liceo de Niñas de Punta Arenas, una labor literaria inédita e innovadora, nunca antes realizada por un maestro en Magallanes, donde se efectuarán comentarios, crónicas, críticas, polémicas, semblanzas y reseñas, pero por sobre todo, damas y caballeros, y esto es lo más hermoso, se verificará un avance lingüístico, de excelencia académica, y de conocimiento que no se había conocido jamás en el contexto Patagónico Austral, y que benefició a la comunidad en su conjunto.

El profesor Julio Ramírez Fernández sirvió en diversas escuelas nocturnas en Santiago, antes de hacerse cargo de la asignatura de castellano en el Liceo de Hombres de Punta Arenas, en junio de 1940. En esta noble institución puntarenense ejerció su docencia por espacio de 35 años. Desde sus comienzos, fomentó las actividades artísticas, deportivas, folklóricas y literarias tanto al interior como hacia el exterior del Liceo, a través de una labor donde estuvieron presentes veladas culturales y deportivas, disertaciones, revistas de gimnasia, audiciones en programas de radio, fundación de Ateneos, Academias y grupos folklóricos. En 1944 fue profesor de Literatura y Director del Liceo Nocturno del Liceo de Hombres. En 1946 fue profesor de Literatura General de la Universidad Popular “José Toribio Medina”, institución dependiente de la Academia de Historia del Liceo de Hombres, exitoso modelo educativo que fue imitado en otras ciudades de Chile, cuyo nombre recuerda al famoso sabio, enciclopedista y bibliófilo chileno. Las aulas de la “Sociedad de Instrucción Popular” también conocieron los desvelos de este maestro. Su pluma dejó publicados dos trabajos señeros, en 1947 disertó sobre Miguel de Cervantes en el Salón de Honor de la Ilustre Municipalidad, dando a conocer su trabajo “Inmortalidad del Quijote”, que fue editado en forma de opúsculo por el Departamento de Cultura encabezado por don Gregorio Brevis M. Y en 1952, su importante trabajo analítico sobre literatura magallánica se verá volcado en la publicación de la célebre “Antología del Cuento Magallánico”, valiosa e inédita apreciación sobre los principales narradores de la escena literaria austral, que abrió una indiscutida y autorizada ruta para la valoración de la literatura del austro.

Desde la pedagogía, el profesor Ramírez Fernández formó a generaciones de magallánicos: los testimonios de sus ex alumnos evocan con emoción sus clases de castellano. Muchos noveles escritores y jóvenes intelectuales de la época, supieron de su generosidad a la hora de comentar o publicar sus trabajos: Fulvio Molteni Torres, Luis Godoy Gómez, Silvestre Fugellie Mucalhy, Marino Muñoz Lagos, Carlos Vega Delgado, Aristóteles España y el Premio Nacional de Literatura, José Miguel Varas, entre muchos otros, pueden dar fe de aquello.

De esta forma, el profesor Ramírez Fernández pasó a ensanchar la gran tradición docente de Magallanes, junto a pioneros de la educación como Belisario García, Nicetas Krziwan, Luis Alberto Barrera, Hugo Daudet Jofré, la propia Gabriela Mistral, Benjamín Dibasson Biurrun, Manuel Ibáñez Pérez, José del Tránsito Agüero, Eleazar Cabrera Ceballos, Rubén Stuardo Pedreros, Elvira Collados de Núñez, Carlina Barrientos de Barrientos, Agustín Barrientos Barbero, Dellamira Rebeca Aguilar, Julia Garay Guerra, Ernesto Livacic Gazzano, Santiago Ghirardelli Ghirardelli, Antonio Coalla Glasinovic, Héctor Muñoz Brañas, Antonino Reyes Vera, Ángel Rivera Ríoseco, René Ramírez Garrido, Fanny Proust Joray, Ada Murúa Araya, e Ivana Vrsalovic Ostovic. Tradición perpetuada por pedagogos más contemporáneos de la estatura de Humberto Seguel Cuevas, Humberto Águila Contreras, Rodrigo Gómez Andrade, Rubén Cárdenas Montaña, Fulvio Molteni Torres, René Cárdenas Eugenin, Luís Segura Segura, Laura Bahamondez Vásquez, Dina Díaz Muñoz, Luís Torres Mellado, Leonidas Andrade Andrade, Humberto Vera Pérez, Eleanor Montaña Ojeda, Antonia Costa, Luzmila Vera Pérez y tantos otros ilustres pedagogos que dignifican el Magisterio Magallánico, formados en su mayoría en la tradición de las Escuelas Normalistas de Chile.

Debe señalarse además, la histórica labor didáctica que le cupo al profesor Ramírez Fernández en el ámbito de la radiotelefonía austral. Junto a don Galvarino Ramírez y don Roberto Bravo fundaron el programa “Los Quijotes del Aire” en Radio Austral durante 1943, donde comentaban las últimas novedades artísticas. En 1945, invitado por don Ramón Cañas Montalva, se desempeñó como comentarista literario para Radio Ejército, conocida más tarde como Radio Militar Austral, con la audición “El hombre de la semana”. Su trabajo se proyectó en el éter de Radio Polar, donde junto al poeta José Grimaldi y Alfonso “Cocho” Cárcamo desarrollaron una serie de programas culturales, colaborando también en Radio Presidente Ibáñez y La Voz del Sur.

Don Julio Ramírez Fernández fue un hombre reconocido por sus contemporáneos, y tuvo el privilegio de compartir y trabajar, entre otros, con don Lucas Bonacic-Doric, patriarca de la historia magallánica; don Hugo Daudet Jofré, impulsor del periodismo magallánico y fundador de “La Prensa Austral”; don Luís Alberto Barrera, prócer de la Educación magallánica, y uno de los fundadores del Liceo de Hombres, y don Armando Barría Triviño, miembro fundador del Partido Radical de Magallanes.

Esta pléyade de hombres junto a figuras como Manuel Chaparro Ruminot, Juan Efraín Ojeda, Emilio Turina Blazina, Carlos Botti Rossel, Marco Davison Bascur, Manuel Ibáñez Pérez, Benjamín Dibasson Biurrun, Franco Bianco Bianco, Jorge Cvitanic Simunovic, Ernesto Guajardo Gómez, Alfredo Hernández Barrientos, Felicia Barría Vera, Emilio Salles Thurler, Cecil Rasmussen Bishop, Dante Baeriswyl Romualdi, y otros tantos músicos, aventureros, educadores, artistas y políticos magallánicos que aún no han sido estudiados debidamente, estuvieron insertos en una corriente de pensamiento que definió los fundamentos que provocaron el surgimiento intelectual de la Patagonia austral, durante una época en la que Magallanes transitaba aún desde la ruralidad hacia la modernidad de los años 40 y 50, sumándose a nombres como los de Juan Bautista Contardi, Lautaro Navarro Avaria y Rodolfo Stubenrauch, tres ilustres adelantados de la cultura y progreso del austro.

El maestro Ramírez Fernández fue presidente y dirigente por espacio de muchos años de uno de los mayores centros sociales que tuvo Punta Arenas: La Sociedad de Empleados de Comercio de Magallanes, que en su momento de mayor auge logró albergar una notable biblioteca que superaba los 10.000 volúmenes. Esta infraestructura fue desarrollada en gran medida por el maestro Ramírez, inspirado en las ideas señeras de la insigne poetisa Gabriela Mistral, quien viviera en Magallanes entre 1918 y 1920, dirigiendo el Liceo de Niñas de Punta Arenas y contribuyendo a desarrollar una infraestructura cultural medida en Bibliotecas, como lo fueron la Biblioteca de la Sociedad de Instrucción Popular, de la Federación Obrera de Magallanes, y de la Sociedad de Empleados de Comercio.

En 1951, junto al doctor Roberto Carvajal, viaja a Santiago para entrevistarse con el presidente Gabriel González Videla. En esta histórica reunión para el deporte Magallánico, surge el compromiso para realizar el 20° Campeonato Nacional de Básquetbol de Chile, en la ciudad de Punta Arenas, durante el mes de enero de 1952, empresa absolutamente inédita en los anales deportivos del austro. Es importante subrayar el impacto y la influencia que tuvo esta hazaña deportiva años más tarde, ya que sirvió de modelo y antecedente para obtener la sede de consuelo del Campeonato Mundial Extraordinario de Básquetbol de 1966, realizado en la ciudad de Punta Arenas.

Como testigo de su época, don Julio Ramírez impulsó innumerables campañas que buscaron concretar algunas de las más sentidas necesidades de la población magallánica. A través de gestiones nacidas en el municipio, en junio de 1962, obtuvo la dación, por parte de la I. Municipalidad de Punta Arenas, de 8.770 m2 de terrenos ubicados en la manzana comprendida entre calles Zenteno y Angamos, que fueron donados para la construcción de la incipiente Universidad Técnica del Estado, cuyos cursos universitarios funcionaban a expensas del Gimnasio de la Confederación Deportiva y los Talleres de la Escuela Industrial. El surgimiento de una casa que acogiera el arte y la cultura de manera integral, y la creación de una Universidad Popular que entregara herramientas para la educación de adultos y obreros, fue otra de las ideas que ocuparon su tiempo y energía, y en las que colaboró activamente, pero cuya solución continúa pendiente.

En 1964 viaja nuevamente a la capital junto a Pedro Bórquez Saldivia y Félix Guzmán Risco, encomendados por el presidente de la Confederación Deportiva de Magallanes, don Reinerio García Fernández, con la noble misión de obtener financiamiento para la construcción del futuro Estadio Fiscal de Magallanes, auténtica Villa Olímpica del austro. En Santiago de Chile se entrevistan con el Ministro de Obras Públicas, don Ernesto Pinto Lagarrigue, obteniendo la suma de 600.000.000 de pesos para la iniciación de los trabajos de construcción del estadio. También se reúnen con el Ministro del Interior, Dr. Sótero del Río Gundián, obteniendo adicionalmente ayuda dirigida para el Hospital de Puerto Natales, y el Cuerpo de Bomberos de Punta Arenas.

La producción intelectual vertida por este hombre de letras en sus columnas periodísticas y literarias, reunidas por primera vez en este trabajo, donde predominan exclusivamente crónicas, semblanzas y comentarios del Magallanes de antaño, que cubren desde el 17 de enero de 1945, hasta el 8 de junio de 1980, sumado a la visión humanista que rodea toda su obra, abonan el camino para la publicación de sus Obras Completas, con todo el material teórico que no ha podido ser incluido en esta investigación, y que comprende importantes estudios sobre literatura chilena y literatura universal. Cabe consignar al respecto, desde el punto de vista del lenguaje, que en la edición de esta obra se han respetado rigurosamente las particularidades estilísticas, ortográficas y gramaticales tenidas a la vista en los documentos impresos, manuscritos, correspondencia epistolar, originales y borradores, crónicas de prensa, revistas de época, libros, opúsculos, recortes y publicaciones académicas, introduciendo solo algunas correcciones tipográficas que contribuyen a depurar el sentido general del texto. Desde este prisma, el presente trabajo aspira a aportar, modestamente, en la búsqueda del entendimiento de algunos de los paradigmas que constituyen la naturaleza del hombre austral.

Señoras y Señores, antes de finalizar estas palabras, deseo agradecer la gentileza del Centro de Cultura y Emprendimiento de la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas, en el nombre de su Directora de Gestión Cultural, la señora Victoria Molkenbuhr Sapunar, que nos ha permitido proyectar esta actividad literaria albergados bajo este edificio histórico, otrora epicentro de la educación austral, que, dicho sea de paso, debería ser proclamado Monumento Nacional, también conocido como Escuela Superior de Hombres N° 1.

Aprovecho este momento también, para rendir un reconocimiento público a mi culto amigo y profesor, don Víctor Hernández Godoy, ideólogo, influencia y autor intelectual de la actual revalorización y curiosidad que se percibe en Magallanes por la vida y obra del héroe de las alas australes, don Franco Bianco Bianco, investigación que viene desarrollando silenciosamente hace  más de una década, y que hasta el día de hoy no ha sido reconocida. Justo es, entonces, también, recordar las mesuradas palabras del vecino magallánico Esteban Foschino, quien el 8 de julio de 1968 fue el primero en advertir sobre la irreparable pérdida del patrimonio histórico de Magallanes, al permitirse que el legendario avión “Saturno” fuera trasladado al norte del país, privando de esta forma que nuevas generaciones lo pudieran conocer y entender.

Deseo cerrar esta velada, o mejor dicho, abrirla a la posteridad, Damas y Caballeros, extrayendo de la pluma de nuestro autor, un fragmento de su crónica “Pinceladas del Cuarenta”, compuesta el 16 de septiembre de 1972, la cual

nos lleva a la consideración de un Punta Arenas antiguo, de un Punta Arenas provinciano, monótono, tímido, inocente, cuando aún no existía la ENAP, ni el Banco del Estado, ni el Hotel Cabo de Hornos, ni el aeropuerto de Chabunco, ni el Banco Chileno Yugoslavo, ni la Escuela Técnica, ni el edificio del Comercial, ni las Poblaciones marginales, ni la Población 18 de Septiembre, ni la Escuela Industrial, ni el Gimnasio Cerrado, ni los Grupos Escolares, ni la Plaza Uruguay, ni el Monumento al Ovejero, ni al Inmigrante Yugoslavo, ni a Don Bosco, ni el Busto a San Martín, ni el Busto a Juan Williams, ni el Busto a Gabriela Mistral, ni la Estatua a Arturo Prat, ni la estatua a Bernardo O’Higgins, en fin, cuando a la cabeza de la provincia estaba el Comodoro don Guillermo Arroyo, Alcalde de la Comuna era don Ernesto Pisano, diputado don Juan Efraín Ojeda y Juez de Letras, don Roberto Sohar.”

Muchas Gracias

Niki Kuscevic

Punta Arenas, 26 de marzo de 2010.

Portada de la célebre “Antología del Cuento Magallánico” (1952)

ilustrada bellamente por Bogoslav Ujevic.

Índice Crónicas Australes

Historia de los Yugoeslavos en Magallanes, Lucas Bonacic Doric

Paisajes Magallánicos, Alberto de Agostini

Labor Didáctica de Roque Esteban Scarpa

Magallanes en su primer Centenario

Sinfonía en Piedra, Raúl Norero

María Asunción Requena de Córdova

Laura Rodig

El Liceo de Hombres y el 42° Aniversario de su fundación

Roque Esteban Scarpa, o España en sus afectos

Francisco Coloane, vigoroso cuentista del sur

Manuel Andrade Leiva, esforzado cultor de las letras magallánicas

Osvaldo Wegmann Hansen, cuentista del mar austral

Lucas Bonacic-Doric B., y la historia de Magallanes

Jorge Rubén Morales, charlista y escritor

Enrique Wegmann H., cuentista

Rosa M. de Amarante, poetisa y cuentista

Ricardo Hurtado Sagredo, poeta, músico y cuentista

Alfonso Aguirre H., y sus relaciones históricas

Antonio Alonso García, poeta de la exaltación

Encomiástica labor de Manuel Zorrilla C.

Interesante contribución de Robustiano Vera

Labor del capitán Arturo Fuentes Rabé

Claudio Camorro Ch., cronista de Magallanes

Franco Brzovic, novelista

Armando Palacios

Don Diego Barros Arana

Visión de Juan Marín

Fiesta Linda

Pedro Bórquez Saldivia

Marco Davison Bascur

Benjamín Dibasson Biurrun

Dr. Álvaro Sanhueza Líbano

Fanny Proust Joray

Juan Bautista Contardi

Antonio Kairis Guillaume

Hermógenes Sandoval Campos

Hugo Daudet Jofré

Nicetas Krziwan

Franco Bianco Bianco

Natalio Brzovic Radonic

Padre Alberto M. De Agostini

El Amigo Borgel

Dr. Lautaro Navarro Avaria

Eugenio Torterolio Balbo

Carlos Fischer Haessler

José De Los Santos Mardones

Emilio Turina Blazina

Vittorio Cuccuini

Manuel Ibáñez Pérez

Recuerdos, brochazos y pinceladas

Pedro Sienna, Premio Nacional de Arte

Ada Murúa Araya, una profesora que se aleja

Inés Méndez Cid, otra profesora que se aleja

Impactos al corazón

Conjunto Folklórico Del Magisterio

El viejo café “Alhambra”

El triunfo liceano

Sociedad Coral De Magallanes

Confederación Deportiva De Magallanes

La Prensa Austral

José Del Tránsito Agüero Muñoz, un profesor de ayer

Eleazar Cabrera Ceballos, un rector que se aleja

José Tafra Mimica

Rubén Stuardo Pedreros, un maestro que jubila

Doctor Sótero Del Río Gundián

Dr. Eduardo Valdés Soto, un médico que se aleja

Sebastián Taberner Rivadeneira, un deportista inolvidable

Froilán Vidal Ibarrola, un hombre de esfuerzo

El Liceo de Niñas y una fecha trascendente

Carlos Vega Letelier, La Raya Roja

Actividad poética en Magallanes

Mirada retrospectiva

Pinceladas del cuarenta

Mañana cumple 46 años Confederación Deportiva

Don Luis Alberto Barrera G.

Audax campeón

Puerto Bermejo

Primavera en Natales

Luka Milic, médico cirujano

Fuerte Bulnes

Sinfonía En Alba Mayor

Canto a Magallanes

Grimaldi en sus libros de poemas

Aristóteles España

José María Robledano Ruíz

Pascualini

Nuestro homenaje

Desde Lejos Para Siempre

Encuentro de Escritores

Anexo

Opúsculo, “Inmortalidad del Quijote”, (1947).

Noticia preliminar a la “Antología del Cuento Magallánico”, (1952).

Cronología Selecta

Nota Bibliográfica

Bibliografía

Leer y descargar aquí esta obra.

Homenaje a Dinko Pavlov

Ácrata agradece a todas las amigas, amigos, escritores, actores, artistas, medios de comunicación y autoridades que repletaron los Salones del circulo Sargento Aldea el viernes 23 de abril durante el Homenaje a Dinko Pavlov, organizado junto al colectivo Aczión Kultural, en el marco de la Celebración del Día del Libro y el Derecho de Autor.

En la velada estuvo presente la poesia de Ruth Vergara y Robinson Vega, y la declamación de Rosa Bustamante. Juan Carlos Alegría montó una Microexposición de sus trabajos de comic. El Chuzo aproximó la dramaturgia al encuentro con “Levantaré a mi país”, y el actor Nelson Alvarado ofreció extractos de su trabajo “El maravilloso mundo de los imperfectos”. Hubo lecturas de textos enviados por Pavel Oyarzún, Alejandro Lavquen y Gonzalo Varillas. La nueva trova de Tamara Aguila se hizo presente, junto a la guitarra de Juan Tabilo. Hicieron uso de la palabra, en sentidas intervenciones, el Sr. alcalde Vladimiro Mimica Cárcamo, Victor Hernandez del grupo Ácrata, Pedro Guachipany de Aczión Kultural, Soledad Ruiz, hija del recordado hombre de radio Daniel Ruiz, y culminó la actividad con un reconocimiento especial por parte de la Union Comunal de Juntas de Vecinos Hernando de Magallanes, a través de su vicepresidente el Sr. Carlos Aro, recibido simbólicamete por el distinguido educador Fulvio Molteni Torres, en nombre del homenajeado, quien no pudo asistir a este encuentro.

Natasha y Vicente, leyendo el texto enviado por Pavel Oyarzún desde Coyhaique

Vaya nuestro profundo reconocimiento a la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas; Radio Presidente Ibáñez; Sra. Blanca Valdés, presidenta del Circulo Sargento Aldea y Manuel Hernández representante de la institución; Sofia Díaz, Victor Aguilar, Jeannette Antonin, Enrique Esparza, Coordinador del Departamento de Educación Extraescolar de la Corporación Municipal; Danilo Cárdenas de la Dirección de Desarrollo Comunitario; los hermanos de Aczion Kultural: Pedro Guachipany, Mauricio Guachipany, Mauricio Bahamóndez, Marco Bahamóndez, Marco Quiroz, Gonzalo Salgado y Alfonso Cárcamo; especial reconocimiento a nuestras amigas de los medios Marisol Retamal de La Prensa Austral, Carola Chavez de Diario El Pinguino y Patricia Ojeda de Radio Magallanes.

“Encuentro de jóvenes con escritores para dialogar en torno al libro y autor”

Más temprano, ese mismo día, estuvimos participando en un actividad con alumnos de Educación Media, denominada “Encuentro de jóvenes con escritores para dialogar en torno al libro y autor”, para “jóvenes interesados por la lectura y la creación literaria, para dialogar con autores relevantes de la literatura regional”, en el marco de las celebraciones del Dia del Libro, actividad que buscaba “resaltar el libro y el derecho de autor como portadores y garantes de las ideas fundamentales para una cultura de paz, de tolerancia y de diálogos universales”.

Reseña

Hace más de 30 años que Dinko Pavlov Miranda vive en Magallanes. Durante toda esta época se ha destacado como narrador, poeta, actor, guionista, compositor, dirigente gremialista y agitador cultural. En el ámbito profesional su labor como Psicólogo ha beneficiado la salud mental de innumerables vecinos de todas las poblaciones de Punta Arenas.

Desde la literatura, al margen de ser un prolífico autor con 18 publicaciones, sin contar las numerosas antologías que recogen parte de su oficio creativo, ha cultivado la narrativa, la poesía, el ensayo y el folklore. Su quehacer literario fue reconocido con el Premio Municipal de Literatura “José Grimaldi” el año 2006. En cuatro oportunidades el Fondo Nacional del Libro y la Lectura lo ha beneficiado con la adquisición de sus obras, por considerarlas de elevado interés para las bibliotecas de nuestro país. El 2009 se adjudicó la Beca de Creación Literaria de este mismo fondo nacional. Algunas de sus obras han sido traducidas al inglés, francés, alemán y búlgaro.

Ha recorrido prácticamente todo nuestro país prodigando su arte y amistad, y varias provincias  argentinas, invitado por agrupaciones literarias y universitarias, presentando sus libros y creaciones musicales, y realizando lecturas poéticas, participando honrosamente en la Feria del Libro de Buenos Aires, la Feria del Libro de La Habana y la Feria del Libro de Santiago.

Su vasta labor como cantautor se ha visto coronada con reconocimientos en el Festival del Cantar Vecinal, el Festival del Petróleo y Los Estudiantes Cantan a Natales, sumando además una meritoria participación en el Festival Folklórico de la Patagonia, que ha seleccionado sus composiciones musicales en cuatro oportunidades. El grupo Canto Fundamento de Trelew, Argentina, lo distinguió públicamente.

La comunidad magallánica debe valorar y hacer perdurar su patrimonio literario, forjado en un corpus con tres aristas bien definidas:

1) La Sociedad de Escritores de Magallanes, la cual ha mantenido vigente, social y jurídicamente, por años, y que históricamente ha conservado una cierta distancia y escepticismo respecto de la Sociedad de Escritores de Chile.

2) El Concurso Nacional de Cuentos Antonio Pigafetta, en colaboración con la Universidad de Magallanes.

3) La Feria del Libro de Magallanes, la cual debería obtener financiamiento permanente por parte de alguna institución, y que justicieramente debería llamarse “Feria del Libro de Magallanes Dinko Pavlov”.

Gran anfitrión y consumado gastrónomo, Domingo Pavlov es un magallánico nacido en La Serena, adoptado por la pampa, que lo reconoce como a uno de sus hijos más dilectos, atrayendo siempre a su mesa generosa, independientemente de los matices políticos, religiosos o literarios, el respeto, la tolerancia, la camaradería y el intercambio del conocimiento.

Algunas asistentes al homenaje a Dinko Pavlov

Fotografías, Alfonso Cárcamo

Biblioteca del Colegio Británico

Gracias a una iniciativa de la profesora y querida amiga Sandra Rogel, se desarrolló una actividad con La Orden Secreta del Libro, inquietos alumnos interesados en literatura, pertenecientes  al Colegio Británico de Punta Arenas. En la oportunidad se pudo discutir sobre la Restauración del Puerto Libre y su impacto en la comunidad magallánica, y se presentó la investigación historiográfica sobre la figura del educador magallánico Julio Ramírez Fernández. Todo se desarrolló el viernes 30 de abril en la Biblioteca del establecimiento.

Nota del Blog de La Orden Secreta del Libro:

Los escritores e historiadores Víctor Hernández y Niki Kuscevic visitaron a la Orden Secreta del Libro y presentaron su nueva edición en co-autoría referente a la vida y obra del educador Julio Ramírez Fernández (1911-1982). También conversaron sobre el Magallanes de antaño y cómo este marco social e histórico influyó en el protagonista de la obra acabada de publicar. Víctor Hernández tiene las siguientes obras individuales:”Abtu y Anet” (1995) y “Se vende país de clones” (1998). Por su parte, Niki Kuscevic cuenta con: “Cadáver lírico” (2008), “Crónicas Australes” (2009) y “Estudio de una imagen” (2010).

Actividades de La Orden Secreta del Libro:

http://laordensecretadellibro2009.blogspot.com

Día del libro

DSC01620

El 23 de abril de 2009, en el marco de las celebraciones del día del libro,   Ácrata fue invitado por el docente Claudio Haro, a participar de un encuentro con alumnos del Instituto Superior de Comercio.  En la oportunidad se expusieron ideas sobre el trabajo de investigación histórica “Restauración del Puerto Libre”. Ese mismo día, la Dirección de Cultura obsequió ejemplares del libro “Cadáver Lírico” en lugares como calle Bories y la Plaza de Armas de Punta Arenas.

Breve presentación a la poesía de Víctor Collier

por Niki Kuscevic

Víctor Collier, (Punta Arenas, 1962), trabajador portuario, pintor muralista, caminante de la noche austral. Padre de Didier y Ernesto, recuerda con nostalgia los años de su infancia pasados en el desaparecido Gimnasio de la Confederación Deportiva de Magallanes, donde su abuelo, don Tadeo Nancuante, fue administrador durante 20 años, entre 1955 y 1975. Su figura circunda los cerros de la urbe obrera de Punta Arenas, la población 18 de Septiembre, levantada a través de la autoconstrucción popular en la década de los años 50. Ex alumno de la Escuela Industrial “Luís Quezada Acharan” y la “Escuela Superior de Hombres N 7”, fue seleccionado de básquetbol de Punta Arenas en la década del 70. Participó durante los 80’s en el emergente movimiento psicodélico de Magallanes. Publicó poemas en la revista “La Peste“, en 1996. Trabajos suyos fueron expuestos en el marco de las “Segundas Jornadas de Solidaridad con el pueblo Mapuche”, en la Casa de los Derechos Humanos. En 2009, obtiene el segundo lugar en el 1º Concurso de Poesía Inédita organizado por la Municipalidad de Punta Arenas, la Agrupación Femenina Literaria Regional y la Biblioteca 114 de la población 18 de Septiembre. En julio de 2010, junto a Didier Collier, (ambos fundadores de “Ácrata”) filman “El Recolector”, corto exploratorio que tiene como telón de fondo las poblaciones 18 de septiembre, Río de la Mano y el parque María Behety de Punta Arenas.

El poeta se entiende bien con los gatos, su refugio en calle Camilo Henríquez, tapizado de largas hileras de viejos cassettes, posee reminiscencias con el cubil felino de los thundercats. Admirador del guitarrista David Gilmour y la banda alemana “Tangerine Dream”, Collier es un tipo al que no le vienen con historietas. Cierta noche, mientras caminamos por las callejuelas del barrio Prat, casi como en un cliché literario, buscando una botillería de emergencia, me advierte: “Leo pocos poetas”, (un poeta razonable, pienso) y le digo: me pasa igual, pero al revés, cada vez leo menos narradores y filósofos. Veo cada vez menos, pero todavía no puedo dejar de leer poetas. Collier afirma que le pasa algo semejante, luego descubriremos que ambos usamos lupas, para leer. “Me gustan algunas cosas de Octavio Paz”, agrega, no sin cierto sarcasmo.  

Frente al placebo de una democracia inocua, entre comillas, paréntesis y puntos suspensivos, dosificada por mercaderes y empresarios, Collier antepone textos pavimentados por un desencanto que conduce al autor, a una total distancia e indiferencia hacia las instituciones políticas, sociales y religiosas chilenas. Dentro de su poesía, su profundo entendimiento de la naturaleza es el vestigio que redime al hombre y la mujer que recorren los contornos de su canto. Algunos pasajes de su escritura presentan un formato barroco, impregnado de arcaísmos. El autor asigna relevancia a la forma y la sintaxis, “No me gustan los poetas que escriben con faltas de ortografía”, precisa. Este matiz es interesante, ya que Collier es un tipo “liberal”, sin embargo, posee en muchos aspectos una escritura que puede definirse como “conservadora”, afín a la forma y la estructura. Un sentido monástico, sentencioso, casi religioso, pero de un credo fundado en los confines de la naturaleza austral, se percibe en muchos de sus textos, especialmente en sus primeras obras, “Pedazos del Destino” (1998),  “Enálage para la creación del sustento” (2002) y “Fuente Infausta” (2009). De ahí en más, desde “Audición del Confín” (2010) y el trabajo en preparación “El pasado que muerde la sonrisa” (2011), la escritura decanta, sedimenta, se vuelve más urbana y expresiva, surgen otros temas en el discurso poético, trabajados con su particular lenguaje sin afeites. Collier no entrega “esquelas”, “postales”, ni “retablos”, más bien hendiduras, autoretratos o cicatrices de realismo en blanco y negro.

La épica población 18, casi como un mantra, faenas portuarias y campesinas, cóndores y pumas, Barranco Amarillo, Tres Pasos, Rio Grande, cielos fueguinos, yámanas, chilotes, huilliches, yugoslavos, bares y burdeles del Barrio Sur de Punta Arenas, son parte de los nobles materiales que sustentan el andamiaje literario de la poesía de Víctor Collier.

Los textos de la presente antología corresponden a los libros inéditos “Pedazos del Destino” (1998), “Enálage para la creación del sustento” (2002), “Fuente Infausta” (2009) y “Audición del Confín” (2010).

“Pedazos del Destino” (1998)

Frágil en el intento

Ya sin fuerzas, Como si quisieras caer
Una imagen infranqueable proyecta miedo
Algo en que se siente
La tensión
Ella se esconde
Entre sus cortinas
Para ver hacia
El balcón
De allí controla
Lo que se sucede
Y si puedes con tu mano atender
Ya no importa la intención
Solo es de la ilusión
Niña de ayer
Aroma de un caer
Frágil como estés
Siempre se acontece…

Barranco Amarillo

Sentado en una piedra gigante
Sentado en un farallón
Buscando a través del aire
Donde las aguas son el equilibrio
Se levanta como una situación aparecida
Que tiene que ver
Con el lugar; Donde permanecer

Fardos de Lana

Los ojos temibles
De un accidente
La saya al viento
De una mujer
Me deja asolapado
Viendo como un ladrón
De sus encantos
Me mira
Se aleja diciéndome
En una risa; su voz
Emoción que sujeta
El tobillo izquierdo
Que atraviesa aquel
Mantel ebrio de otra mujer ///

Negocidio

Herzegovina y su vecina
Ruidos y maltratos
Rompen el silencio
Que dulce patria en que acoger
Sin aire de cordura
La lluvia lava las lagrimas
De tantas balas que han subyugado
A los yugoslavos. /

Oración Gutural (en yámana)

Ánnu uiaina haia
Maaláalan
˜ ˜
Mëtusimaku, watauineiwa
Mûtuna Sêskin haia
Abaila kûpa uiaina
˜
Ašàr z Hauncimaalan
˜
Alagumutukilëjm hipikâia
Kutakëtumáala tupaan
˜ ˜
Hitëpan hítéki mërnârna
Hipai
Asar ž hipâi tumiaana
Šabagudiate apa cilla
Kipikaia, këmaustekude. /

Oración Gutural (en castellano)

Pues bien, deja irme cada día
Buena dirección darme, el anciano arriba
Al sentar aquí, el corazón a mi,
Con fuerza de arriba me acompaño
Gracias hoy en mirar a nosotros
El invierno pasó
Yo mismo vi un nuevo verano,
Para nosotros
Gracias, nosotros nos pintamos
Con yema de huevo
Reunidos pacíficamente
Porque nuevamente a
Nosotros protegió… /

Barrio

Cárdeno estaba su rostro
En el otro patio
Donde solía enfriar su razón
Para no estropearse más
Trasegando varios días
Resacoso casi siempre
Sin olvidar la apatía a los clasistas
Barrio duro
Barrio obrero
Una capilla prendida
En madera
Y la cruz apuntando al cansancio
La noche guarda
El agua encendida
De que somos el deterioro
Perro blanco de invierno
Que se asoma en la calle
De una locura extraviada
Del frió de sus colmillos
Arrojando aliento seco
De un ladrido alertador
Para los que están sepultados y no olvidados.. /

***

“Enálage para la creación del sustento” (2002)

Estancia Tres Pasos

El trabajo del abuelo en el río tranquilo
Ahora en mi es un lugar de cobranza
Deudas del pasado que sueñan sin compasión
Será del mismo hijo que no pudo Rasguñar de la pereza
En la desesperanza
El que se pierde hace al engranaje
Y el que se aburre produce el cambio
El granizo de tarde
Una base de algo que comienza
Todo fue nevisca
Lo lindo que pasó escatológico
El lugar; madre de piedra
Cóndores y pumas
Del abuelo y del padre
Del perro y del vino
La boca y la lengua seca
Viajar sin parar
El gato y su permanencia estética
Corriendo por el tejado de la aurora
El poema perdido o una frase que se quitó
Estancia tres pasos no te conozco y te conozco. /

Año Nuevo Mapuche

La admiración insensata sobre los Originarios desnudos
Sus libros, su religión y su monarquía; es Su atraso
Conquistadores y Explotadores
Usurpadores y Anglicanos arrimando a América
Y el tesoro de la tierra indígena
Derritiéndose en sus manos avarientas
Mapudungu y tierra de costumbres Ancestrales
Araucanos, Picunches, Huilliches y Pehuenches
El Auca en su naturaleza
Machicura arrojada al agua
En el pleno del día
Y la magia entra al pueblo
La sangre transporta electricidad
Y cae en círculos
En la raza guerrera
No te detengas Mapudungun
Tu lengua que no calla… /

Puerto

La mirada incisiva y tranquila del portuario
Su caminar cansino
Y no sabe si volverá
Tampoco si su espalda resistirá tanta carga
De las eslingas del esfuerzo
Por el horizonte vienen los barcos
Y se estacionan al puerto
Factorías arrasando y alejándose
Mientras la dársena contiene la marea
Cuando baja el portalón
Se arremolina la nieve
Entre los contenedores
Y aquel estibador camina sobre ellos
Para desatrancar su sensación
Su nobleza se aturde en el sufrimiento
Y su amigo primordial
Es el metal de los barcos
En el viejo bar, convive y pelea
Es aquella costumbre
Que lo amarra cada vez más a la Estación de barcos y a su alma fuerte.

Playa de la tarde

La tarde de la mar con ovejas
La casa esquina cuadriculada en su Color
Y en su estampa de albriciar
Depresiones sin dibujos
Como puerto seco
O el perro fantasma del ciego
En su tendalada o en la estepa
Donde el hombre esta hecho
Para marchitar
Las hojas de la soledad sin poder Detener su pedido
A los recuerdos de la niñez
Que embaraza su procedencia. /

Pelandusca

Cuándo distes tu amor
Estabas infartada de conocer la calle
En la arteria no hay enseñanza para Amar
Fuisteis por burdeles y camiones de Ruta
Para terminar en el cuidado de una Anciana
Y esa anciana es tu vida
Es el toparse con el pecado
Las miserias del alma
Ahora estas muerta
De que sirvió la promiscuidad
La idea que se prendió en una Ampolleta de color
Pelanduscas, mueren como moscas
Como borrascas del tiempo
Y son la inyección para lo absurdo
De cada día
El mercado se hace presente
Enarbolando novelas
Y ya sintiendo el peso del andar
De los azotes que da el viento a su paso
De lo que no está bien dirigido
Cuándo distes tu amor; no estabas
Cuándo fingiste, en tu cartera estaba El dinero
Cuándo movisteis las cortinas
Para mirar hacia afuera
Estaba oscuro, así también tu ego
Por eso el cuidado de la anciana
Que dicta cuándo detenerse
Tripulada de tribulaciones
Tripulada por la noche… /

***

El Recolector, 2010

 

Fuente Infausta” (2009)

Recapitular

Caminar, precipita los recuerdos
La historia Guardada en las piernas
Recorrer todo este presente
Y la conciencia no quiere ser
En la muerte de lo vital
Acomodarse en un suceso
Que impone su claridad
Los viajeros del recuerdo
Sin expectativas intrusas
Sin ilusiones, ni temores
Recorrer matices en el horizonte
Que se proyectan en la palma de la mano
Una pincelada de lavanda
Sobre el confín
Oyendo pensamientos en las palabras
De un mundo que es gemelo
Que no interfieren entre si
Y se unifica en la muerte
Y eso es energía
Y la tierra su matriz
Y su conciencia un ente vivo.-

Emporio de Abalorio

El viento tomó la decisión
De abordar el llanto
Que pide cultura
El viento no tiene sueldo
Ni tu respiro lo exige
Un camino sin piedras
Padres indígenas
La estela de la justicia
La experiencia es la ceniza
Y los santos deshonestos
En el emporio de abalorio.-

Super Nova

En estos ojos de la tierra
De color pardo
Enfrentado al inconsciente y a la pasión
La extracción de los contenidos del conocimiento
Una trinidad benéfica y adivinar por lo que se respira
O la sal
La humildad ciencia de la tristeza
Una mujer novia de invierno
Y un bebe atemporal
Creando una fecha en particular
Desapareciendo en los pocos recuerdos
Una mujer de invierno y nacida de una estrella muerta
Misterio que esta en el puente donde te vi caer
De los números y las letras que miden tu expresión
Volviendo en tu aliento frío de una explosión de invierno.-

Ratos Ocurrentes

La mañana pasaba despabilada
En su frecuencia del señuelo
Donde siempre se mira al ajeno
El puesto se entreteje sin decisión
Ella en su nube
También juega
No redunda en el cansancio
Si en su encanto enigmático
Pero, el es un adecuado
Que el miedo no le importa
Fantasías adecuadas
En una casa de gatos.-

Río Grande

Allá; En el Río Grande
En la base del cielo
Está el sol y el nimbo
Allá; la esperanza
Se agita con dolor
Por no entrar en razón
En la estampa de hombre pobre
Deponiendo su guarida
Deja la diatriba y abastece tú alrededor
Deja tu desolación
Los hijos que trabajaran sin sentido
Sin perdón
Conformarse al destierro
La sangre desparramada en el estrecho
De quien no quería y de los aborígenes.-

La Suerte

Un libro concluido
Esquilmado
Afiebrado
Misántropo

Flotando en el río revuelto
Las letras envueltas en cáñamo, ligando los nudos
Alguien de locura, que marca el bosque
Que te busca
Luna nueva
Oscuridad incorpórea
Que se expande
Que se contrae
En un pensamiento a favor
Que dormita clemente y campante
En el polvo del ángel
Cuatro gotas de tinto, dictan un ideal
En el fastigio
Mientras una soga
Arropa tu cuello.-

Cielo Fueguino

Practicando impresiones
En primavera
Oxido en sus articulaciones
Del vomito del aire
El corazón sitiado, prolijo y etéreo

Cuatro son los cazadores Selknam
Sobre el recuerdo de la nieve
Situando algunos perdedores del cielo fueguino

El ámbito de las frecuencias
Este firmamento para abstraerse
Un asueto en tu cielo claro
La memoria del rito salvaje
La demolición de nuestros prejuicios
Agitarse al amanecer
Tonalidades sin palidecer.-

Declamación

Se han muertos los caballeros
En la gloria católica
En una bandera española
Raza bravía
Insensatos y egoístas
Hipócritas y usureros
Explotadores y racistas
Manoseadores de niños
Que comen la hostia y se cagan en dios

Se han muerto los caballeros
Por causa ya conocida
Matan lo que no entienden
Conservando su tonta monarquía
A través de una manzana  que gira
Y para donde un chancho

Se deshacen en democratacristianos y opus dei
Aniquilando la política
Corduras traicioneras a la llegada de los galeones
Fuera el FREY o el REY
Que distinto y que inhóspito
Vivir en esta hacienda
De Alonso de Ercilla y de Pedro De Valdivia
De tanto carroñero del alma
Y el que no lo sea; que lo perdone Dios.-

Salvador

La piedra topa en radicalizarse
Se estremece en la vulgaridad
La aurora asemeja la trascendencia
Ya nos conocemos como patria

Una parte te mató, socialismo de un sangriento final
Nadie más será su obrero en el quebranto
Lo que se piensa se queda en la tonada
Marchó tanta sangre

Tu tierra está revuelta
Y  tú tumba desazonada
La hija que murió pudo ser tu eslabón
Suicidio del corazón
La semilla entregada a la conciencia; persistirá
La imagen del presidente
Envuelve la mirada de justicia
(La concertación)
Esta política de la farra, morirá con el guerrillero
Las balas siempre se cruzaron en este destino
Es la iglesia que loaba
La irracionalidad de los milicos
En la moneda en llamas
El perdón en los nietos

Las mentes limpias no borrarán de la memoria
Ni el presente; Ni el pasado
Los pobres comerán siempre
Evocando al chicho que estremeció con la oratoria
Violeta y Víctor Jara en las murallas
Amanda lidiando con el compañero

Y los pueblos vendrán a saludarte
Más de algún día.-

***

"Audición del Confín", Portada: Oleo del velero “Lonsdale”, Luís Pérez López.

Audición del Confín (2010)

Revelaciones

Comenzamos buscando la plenitud, sin saberlo
Las coincidencias se frecuentan; misterios
La belleza cuando brilla indica la cercanía de la energia
Competir para el poder, inconscientemente aspiramos el vigor del otro
A lo lejos alguien se entrega voluntariamente
La mística será un cuerpo real en el mismo universo
Con destellos mentales en el transcurso de la vida
En los conflictos humanos, el corazón ante la espada

Excitación, euforia y después amor
Al recordar el primer amor
Quedando el pasado en claridad
Lo distante crea la interrogante y la interrogante te hace distante
Los intimidadores crean lo pobre de uno
Sosteniendo una calamidad por un tiempo
Forjando otro tiempo para liberarse

Llegamos hasta donde el hijo; y el sigue
Forma condescendiente de evolución
No se borra el conocimiento
El amor no es conceptual, ni imperativo, ni moral
Las percepciones aparecen en el fondo de la mente
Como ensueño o una visión más pequeña para guiarnos
Identificando la imagen negativa para que dejé de surgir
Y la intuición se convierta en requiebro

Al lado de los niños no vegeta la apatía
Tampoco la rivalidad fraterna
Apuramos el ámbito en nosotros
Lo primordial de una relación superior

Quien se cruza, trae un mensaje
Los signos, el contacto visual repentino
Es el mismo grupo de pensamientos
En la cultura emergente de la evolución consciente
Donde cruzaremos.

Desnudo

Desnudo aquí mis episodios y despejo glorias silentes
A la orilla de un bar, despido tus labios sin color
Que han estado pegados en mi pared

Para no tener estampa social, desnudo en las intenciones
Agua y luz

Acá en las letras; las calles, mi barrio, mis gatos
Y la resudación de lo que me mantuvo
Así desnudo se posó un momento la lluvia cálida
Sobre este esqueleto dispuesto
Inquieto de idilios y fracasos al enfrentamiento de la falsedad

A la infamia, desnudo para ignorarla
Indicando a sus propios temores, el pasado que será la tierra
Que los cubrirá

Despojado a empezar otro calendario
El sendero de arbustos y coirones empachados de olores
Aducidos en aprecio y paciencia

Desnudo en la plegaria de infartarse en perder la soledad
Que entregó tanto
Desnudo en todos los suelos adeptos al ímpetu eterno
En los bosques del alma
Desnudo para ver como se estrellan las estrellas
En un escribiente de caracteres supeditados hasta la rueda
De lágrimas blandas en esta presencia.

En El Nombre De Todos

Las inclemencias en el nombre haciendo una huella para seguir en la crianza
En el nombre de todos
En los caoneros de la reserva encontrada en el mar
Más atrás de la esperanza que sacudía las embarcaciones a la orilla del viento
Más tarde nieva en los grandes fuegos de la tierra austral
En la petrificación de los sentidos en una roca volcánica
En el nombre de los que regresan a su hospitalidad grabada de aliento
En un silencio de nombres que acampan en nuestros suelos

Pueblos originarios desnudos en la saturación del frío
Vestidos de colores vivos en la infinidad
Se reflejó el sol navegar en el agua
Y formar el arco iris arrebatando la oportunidad de la nada

Caminantes del ayer y del mañana
Nómadas de las estepas universales presenciando los témpanos
Que son las puertas que se aproximan al hogar de los dioses

El que muere no se resigna a su soledad
Tiene más poder que la resistencia del vivo
Un cadáver  disecándose envuelto en pieles de foca
El claro de luna que alarga las sombras
El gran búho ulula en la noche
En un silencio de nombres que se establecen en nuestras tierras.

En El Confín

Los lugares son puestos como momentos en el ingreso del estrecho
Y son las calles sus ciudades que algún día
Podrán quedar cubiertas por la travesía de la época
Pero aquí se depositaron asombrosas cualidades
Para cohabitar
Para hacerse oriundo del viento
Compenetrado con el silencio de las pampas
Extranjero del calor
Arrullando con  trineos en la nieve
Con cormoranes de plumajes oscuros
Pingüinos que anidan en frías costas
Caranchos carroñeros al olfato inmediato del gusano
Queltehues domesticados embuchando insectos en los jardines
Guanacos y chulengos de las estepas amarillentas
Ñandúes en las afueras de las estancias
Y los corderos que brindan su lana al ramal del criador
En la soga y en la estaca

Sudores de minerales encontrados en el orificio del porvenir
Petrificados en el núcleo de la piedra
Aportando culturas ceñidas de otras eras
Abonando silbidos de puesteros olvidados en el final de su vida
En el rincón de la estirpe escarchada
Que vive la tierra en paralelos deshabitados
Estableciendo sueños náufragos en la cuesta de la aventura
Persiguiendo al ovejero en el arreo estival

El manto blanco en las retinas indolentes
Que consideran su estética que gravita en este extremo
Un baño rojizo del cielo perpetuado
De helados movimientos en la sapiencia de franquear
Templando el confín que domina la estadía
Resucitando solitariamente la raíz vehemente
Que no se aleja de los mejores días
Rebasando las estaciones y las evocaciones de antaño

Volubles canales, escondites de pescadores
Temporales como mapas para capear
Colas de ballenas que indican la concordia
En amaneceres de fuegos
Mares que atraen puertos
Escenarios del sur austral

Ventarrón que sacude casas y lugares
Nieve que se suspende sobre los techos
Formando la película encanecida de nuestra mirada
Volviéndonos viejos hasta las horas más largas del verano
Contrastando los cerros y montañas con su crepúsculo.

Pila de agua

Duerme obeso de miel en un costado de la pila de agua
La guerrilla engrupida tras el rostro del che Guevara
En un cementerio donde se riega el tiempo pasado
Caracterizado en el cristo del proletariado
Entre muñecos adoctrinados; uniformados
No se perpetuó los idiomas de franqueza
Agnósticos de juventud que escatimó la miel a su panel
A sus almas desbocadas en sus propios simbolismos
Los delitos son paritarios
La hipocresía no toca a la reina
Ahora un naipe que se queda en el deshielo
De tanto pisar escombros de escarcha
Los sauces rizando los cabellos
Que estuvieron sueltos por la revolución
Suenan las cadenas del perro desatado por el movimiento
Y el aliento que desahoga en la pila de agua
Que pretende conseguir algo más.

Borregos En La Cruz Del Zodiaco

Sumisos en el sol que cae sobre la cruz del sur
En el sol naciente que navega en la estrella del este
Las casas del zodiaco y en cada cual un discípulo
Paganos en los rayos del verano
Y ambidextros en el fundamento

Timoratos de secuelas supersticiosas arreadas al porvenir
Sujetadas al encantamiento de un arcángel
Posesionados en las gráficas del firmamento
Que indica la próxima era en la casa del hombre con la jarra

Doce encomendados entrando en sus propias casas
Tañendo los avatares que se adiestran en el sol
Vadeando por pronósticos esotéricos
En oficios que capturan enfermedades genéticas
Lamiendo polvos de la misericordia en el limbo
El alma se puede volver vieja en la costa del subconsciente
En la perfecta hora de los acontecimientos.

Uno

El barrio y el viejo coliseo no se descubren
Descargan el paso inesperado del tiempo
Cuando a uno le gusta ver cruzar su imagen
Por el tragaluz que siempre habla del futuro

Uno es la semblanza de los que quisieron ser anticuerpos
De los relatos helados cuando aún no se oponía la luna
Uno era el más certero ausente de los distraídos

Uno desconoce muchas muertes
En el dinero que paga la urna
Burbujas en la tierra
Forma ser ninguno
Fraterno forastero de la llanura

Las ratas de acero, de alma y de cobardía
Que se acorralan en un cementerio blanco
Uno de caminar cabizbajo y otros destruyen cerebros
El odio dura siempre
Es el amor que acerca a la dolencia

Uno ronda en la búsqueda sin término
Que atraviesa el aprender a castigarse
Uno vive para olvidarlo
Se enmienda hacia el olvido
Uno se encuentra en un mensaje
Uno duerme y se despierta con la muerte
Que la vida hace andar
Uno recoge la basura en un callejón
Uno encuentra  lo que no desea
En las continuidades que se sometieron
Hasta desplomar el vientre de los que acarrearon
Por siempre las enormes piedras de la edificación
Que eran las hondas que impulsaron piedras al vacío
Uno se agolpa a un poema absoluto
A la manera de filmar un recuerdo
Que se afianza al brujo del carruaje
Y desvía la falleba que obstruye el cerrojo oxidado.

***

Revista "La Peste", 1996

Más Info:

http://www.fotolog.com/neomoderno/41675700